credibilidad

El país no se lo merece

Hace poco más de un año, y en medio de una gran curiosidad ciudadana, el presidente Solís se plantó ante un abarrotado Melico Salazar y presentó un informe de los primeros 100 días de su gobierno.

Personas nombradas: la ética esperada

Un partido victorioso, respetuoso de los votantes, debe asumir que el triunfo se debe a que, en la comparación, la ciudadanía se guio por los contenidos de su propuesta programática y la confianza en el compromiso del aspirante y su equipo con esa propuesta. Por ello, la democracia exige que las personas electas y las nombradas –en todo tipo de puestos– nos guiemos por esa propuesta.