Etiquetas

LO ÚLTIMO SOBRE: colegio de geólogos

No hay que esperar a que ocurra un terremoto en Cartago, como el que teme Marta Esquivel, porque algo similar ya sucede paredes adentro del hospital y ella, al parecer, no lo conoce.


Es un caso único por la irreductible oposición del gobierno y los extremos alcanzados para mantenerla, así como la larga cadena de contradicciones y traspiés.


No tiene sentido traer ‘expertos’ de California a hacer lo mismo que han hecho profesionales costarricenses.