Etiquetas

LO ÚLTIMO SOBRE: aguas subterráneas


A principios del 2017, cuando se iniciaron las excavaciones para construir el nuevo edificio del Congreso, en San José, se encontró un flujo de agua a solo dos metros de profundidad y era necesario excavar hasta los 24 metros. “Realmente pasaba un río” que provenía del noreste, explicó el arquitecto de la obra, Javier Salinas. La mayoría de los edificios aledaños botan el agua al caño.