La Garita de Alajuela

Bien vacunados

La manía de opinar sin freno tiene consecuencias más delicadas en el ámbito sanitario que en el futbolístico