SALIR INGRESAR

ETIQUETA

"KGB"

Té con Putin

La práctica de los crímenes de Estado que se cometieron bajo el comunismo continúa. Putin no perdona disidencias y para vengarse usa el veneno.

Todos los eunucos del presidente

Putin espera que los miembros de su equipo sean leales, obedezcan como soldados y transmitan con eficiencia la voluntad del soberano a lo largo de la cadena de mando.

Gulliver contra doce mil enanos

Washington, que ya ha perdido los reflejos que alguna vez tuvo durante la guerra fría, no sabe, no puede o no quiere luchar contra ese enemigo.

Habitación 382

Alexander Litvinenko fue un calificado oficial de la KGB que se asiló en Gran Bretaña donde falleció en el 2006. Su muerte, a los 43 años de edad, sobrevino tras reunirse para un tradicional té verde con dos ex colegas rusos en un céntrico hotel londinense.