SALIR INGRESAR

El Vaticano

El Topo: La asquerosidad y cobardía en su máxima expresión

La escena es inimaginable: un grupo de padres de familia dizque saprissistas, chuchingas y energúmenos –por decir lo menos– vociferan gruesos insultos contra un pequeño futbolista de 10 años, sí DE 10 AÑOS, quien no pudo contener las lágrimas ante aquella aberración. ¡Que den la cara los agresores!