Gerardo Ruiz R..   14 agosto, 2015
Ver más!

El Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (Mivah) invierte ¢4.000 millones en darles casas a 200 familias del Triángulo de Solidaridad, según precisó el jerarca de esa cartera, Rosendo Pujol.

El desalojo de una franja de ese precario, ubicado en Goicoechea, San José, se realiza de mutuo acuerdo con las familias, pues ocupan los terrenos donde se construirá el tramo norte de la carretera de Circunvalación.

El Mivah indicó que el precio de cada una de las 176 viviendas para los desplazados está entre ¢15 y ¢20 millones, dijo Pujol.

La cantidad de casas es menor, pues varios hogares acordaron vivir juntos. Cuatro de ellos ya habitan bajo sus nuevos techos.

El Gobierno declina, por ahora, indicar dónde se ubican las propiedades en las que vivirán las otras familias del precario.

Precios altos. Según el ministro, para dotar de nuevo domicilio a estas familias se construirá un total de 15 proyectos de vivienda, en la Gran Área Metropolitana (GAM) y fuera de ella.

Pujol dijo que se intenta ahorrar al máximo para bajar los costos de los proyectos a unos ¢3.800 millones, aunque, en este caso, las casas resultaron más caras.

“Tratamos de que los costos individuales por vivienda no sean tan altos, pero el precio de los terrenos sube”, expresó.

Traslado urgente. Esa búsqueda de precios bajos, la magnitud de la construcción requerida y la reticencia de algunas municipalidades a aceptar a las familias, fueron los factores que, según Pujol, obligaron a posponer en varias ocasiones el desalojo que requiere el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) para iniciar los estudios topográficos en el terreno que atravesará la carretera de Circunvalación.

El costo de esta obra podría subir en caso de que su construcción no empiece en enero.

La meta del Mivah era movilizar a todas las familias a finales de setiembre entrante. Empero, para esa fecha estarán listas 112 casas. Otras 19 se entregarán el 19 de octubre.

El ministro Pujol no señaló una fecha exacta para finiquitar la salida de las 200 familias.

Según el último censo del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), en el Triángulo de Solidaridad habitan 522 familias.

La directora de Vivienda del Mivah, Mariam Pérez, afirmó que ya se inició el trámite para trasladar a las restantes 322 familias. Ese nuevo proceso obliga al Gobierno a no descartar la adquisición de contenedores para convertirlos en casas temporales de los desplazados, por un periodo corto, no mayor a cuatro meses luego de su desalojo.