Juan Fernando Lara.   21 octubre
Vista interna de una de la líneas de producción de la planta Vicesa en Loyola en la provincia de Cartago / Imagen: Vicesa para LN

El Grupo Vidriero Centromericano Vical, dueño de la empresa Vicesa de Cartago, confirmó, este lunes 21 de octubre, el despido de 254 trabajadores a consecuencia de la caída en sus ventas y “una desaceleración económica en Costa Rica”.

En un comunicado, Vical aseguró que en los últimos dos años, sus mercados tradicionales se han caracterizado por una marcada inestabilidad económica, lo cual se tradujo en una menor demanda de sus productos.

Según la empresa, esto es producto de una desaceleración económica en Costa Rica a partir de setiembre de 2018. Menciona, además, problemas políticos y sociales en Nicaragua y la inestabilidad social en Haití.

Estos factores en conjunto, aseguró Vical, condujeron a que desde este 21 de octubre se viera forzada a detener, temporalmente, uno de sus cuatro hornos en las instalaciones en Loyola de Cartago.

“Inevitablemente, con el paro del horno, quedaron cesantes 254 colaboradores de Vicesa, esto a pesar de múltiples esfuerzos realizados por contener esta dura decisión”.

Con los despidos, la planilla se redujo a unos 400 empleados, confirmó un representante, vía telefónica.

La empresa aseguró que uno de sus objetivos es capturar la demanda adicional necesaria para poner de nuevo a funcionar el horno cuya actividad se cesó. Esto para reintegrar a los colaboradores despedidos.

Enrique Egloff, presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), lamentó que representantes de 254 familias se hayan quedado sin empleo y llamó la atención acerca de dos posibles problemas adicionales: una reducción en el consumo de electricidad puede tener repercusión en un aumento de las tarifas por el modelo existente en el país. Además,

Se pueden también ver afectadas empresas proveedoras y, con ello, el empleo en estas.

Se añade el inminente impacto en las exportaciones costarricense, pues el grupo Vical en conjunto (operaciones en Guatemala y Costa Rica) coloca los productos en unos 26 países, detalló Egloff.

Menos competitivos

Vical posee otra empresa hermana en Guatemala llamada Vigua que, como Vicesa, posee hornos para elaboración de productos de vidrio que comercializa en 26 países.

En la decisión de cesar a los 254 empleados en Costa Rica, la firma aseguró que un factor determinante fue el costo de la electricidad.

“El costo de la energía eléctrica en mediana tensión es 46,6% más cara en Costa Rica que en Guatemala”, reza el comunicado el cual agrega también, que el precio del búnker es 17,1% más caro en Costa Rica respecto a Guatemala.

Agrega que la carga impositiva (considerando el impuesto sobre la renta y el impuesto a los dividendos) sobre utilidades es 15 puntos base más alta en Costa Rica.

“En Guatemala contamos con abastecimiento local de materias primas (sílice y feldespato) mientras que en Costa Rica esto no ha sido posible, lo cual hace que tengamos un costo de materia prima más alto”, explicó el documento.

Finalmente, Vical agregó que los costos portuarios para exportar desde Costa Rica también son “más altos que los de Guatemala”.

Colaboró el periodista: Marvin Barquero.