Juan Diego Córdoba. 15 enero
Los montos que se prestan van desde $20.000 hasta $250.000. (Foto: Luis Navarro/ Archivo GN).
Los montos que se prestan van desde $20.000 hasta $250.000. (Foto: Luis Navarro/ Archivo GN).

Los trabajadores del sector privado que ganan el salario mínimo del puesto que desempeñan, debieron recibir el aumento salarial de 2,96% en su primera remuneración laboral del año.

Ese fue el monto que estableció el Consejo Nacional de Salarios en octubre anterior. El incremento equivale a ¢2.960 por cada ¢100.000 de sueldo. Ese aumento fue acordado de forma unánime por patronos, sindicatos y Gobierno.

El reajuste de salario rige para todo el año a partir del 1°. de enero de 2019, por lo que el patrono tiene la obligación de incluir ese aumento en la primera remuneración semanal, quincenal o mensual.

De esta manera, en el caso de un oficinista cuyo salario mínimo el año anterior estaba establecido en ¢339.572, pasaría a ganar ¢349.623 el presente año.

Por otra parte, el Consejo Nacional de Salarios estableció un ajuste especial de 3,50% para las servidoras domésticas. Anteriormente estas trabajadoras tenían un salario de ¢183.940, ahora ese pago debe ser de ¢190.377.

¿Qué hago si mi patrono no me aplicó el aumento salarial de ley?

Todos los patronos tienen la obligación de aplicar el aumento salarial a partir del primer pago del año. No obstante, aquellos trabajadores que no reciban el ajuste pueden acudir al Ministerio de Trabajo mediante dos instancias.

La primera es la Oficina de Conciliación Laboral, en la cual citan al trabajador y al patrono para llegar a un acuerdo con respecto al aumento salarial correspondiente. En esta instancia se aclaran los derechos y las obligaciones de ambas partes, en caso de que exista una división de criterios con respecto al reajuste, cuya cifra es obligatoria e innegociable.

La otra opción es acudir a la Dirección Nacional de Inspección del Trabajo, que enviará a un funcionario de la institución a tutelar el correcto cumplimiento de los derechos de los trabajadores de la empresa privada. En caso de que exista incumplimiento en el pago de los salarios mínimos, el Ministerio de Trabajo obligará a esa organización a corregir la violación de los derechos vulnerados a los trabajadores.

“Si el salario no contempla el aumento salarial correspondiente, el trabajador debe en primera instancia acercarse a su patrono para saber cuáles son las razones por las cuales no recibió ese aumento y en caso de que no esté satisfecho con la respuesta, puede acudir a alguna de las dos oficinas”, dijo Wálter Villalobos, subdirector nacional de Inspección del Trabajo.

¿En qué casos aplica el aumento salarial?

Los patronos están obligados a aplicar el ajuste salarial a todos los trabajadores que tengan el salario mínimo del puesto que desempeñan. No obstante, existen casos especiales en los cuales también debe aplicarse el aumento.

“Si la empresa ha tenido la costumbre, independientemente de lo que esté recibiendo el trabajador, de hacer aumentos conforme a lo que decreta la Oficina de Conciliación Laboral, el aumento también correría en este caso, pues representa un derecho adquirido”, añadió Villalobos.

Usted puede revisar los salarios mínimos correspondientes al año 2019, en el siguiente enlace. Los montos revelados en el documento del Ministerio de Trabajo ya contemplan el aumento correspondiente para este año.

¿Puedo obligar a mi patrono a pagarme los aumentos no devengados?

Los patronos que incumplan el pago del aumento salarial, deberán saldar el monto que sus trabajadores dejaron de percibir por su incumplimiento. Este pago deberá de realizarse de forma retroactiva o en partes, dependiendo del acuerdo que puedan llegar los trabajadores con sus patronos, mediante la intermediación del Ministerio de Trabajo.

“Si es que existe tal incumplimiento, el patrono tiene que proceder a saldar y a pagarle lo correspondiente al trabajador”, afirmó el funcionario.

Por ejemplo, si un empleado se entera en junio que su patrono no le aplicó el aumento correspondiente a su salario mínimo, lo reporta ante la Dirección de Inspección del Trabajo y esta instancia le da la razón al trabajador, el patrono deberá pagar todo el monto que el empleado dejó de percibir desde enero.