Ángela Ávalos. 21 octubre

Los patronos proponen un incremento salarial del 2,53% en los salarios mínimos para enero del 2020, pues aseguran que “la economía actual no se encuentra en un periodo de pujante producción”.

La propuesta fue presentada la tarde de este lunes por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), representantes de los patronos privados ante el Consejo Nacional de Salarios.

"Se debe tener en consideración que un aumento de salarios encarece directamente la contratación de trabajadores en el sector privado, por lo que un incremento considerable podría provocar que el nivel de empleo no se incremente y, por el contrario, siga disminuyendo.

Se acuerdo con los empresarios, el sector agrícola está entre las áreas con menor crecimiento en su producción, junto al sector de la construcción y el comercial. Foto: Rafael Pacheco
Se acuerdo con los empresarios, el sector agrícola está entre las áreas con menor crecimiento en su producción, junto al sector de la construcción y el comercial. Foto: Rafael Pacheco

"Por ello, se debe ser muy cuidadoso con el ajuste que se vaya a decretar, pues este no puede implicar un aumento fuerte de costos para las empresas y con ello un incentivo más a no formalizarse, o peor aún, a llevar a la informalidad sus puestos de trabajo ya formales”, advirtió en su presentación ante el Consejo, Gonzalo Delgado, presidente de la cámara empresarial.

Según explicó la Uccaep, para la propuesta se tomó en cuenta la fórmula acordada entre representantes del Gobierno, sindicatos y el sector patronal, la cual considera dos factores: un componente asociado con el aumento en el costo de vida y el otro con el Producto Interno Bruto (PIB) real per cápita, llamado ajuste por productividad.

Para Delgado, la economía no se encuentra en un “periodo de pujante producción”.

“(...) el sector empresarial no presenta un entorno favorable para afirmar que la tiene, principalmente en aquellos sectores en donde mayormente se pagan salarios cercanos a los salarios mínimos (sector agropecuario, construcción y comercial), que han mostrado disminuciones en sus niveles de producción prácticamente en todo el transcurso del presente año”, aseguró Delgado para justificar que los empresarios consideran que no hay condiciones para incrementar los salarios mínimos por concepto de productividad.

“La economía general crece a tasas muy pequeñas y esos tres sectores están en recesión. Además, no podemos olvidar que existe un alto nivel de desempleo, los precios de los bienes y servicios aumentan levemente en porcentajes menores a la tasa de inflación meta, y el empleo informal alcanza casi la mitad de los trabajadores en Costa Rica”, agregó.

Para las servidoras domésticas se solicitó un ajuste de 2,3% para el próximo año.