Daniela Cerdas E.. 21 diciembre, 2017

Una mujer, de apellido Salas, trabajadora de la empresa de limpieza Dequisa, denunció que hasta el miércoles no le habían depositado el aguinaldo, porque el Ministerio de Hacienda atrasaba los pagos a esa firma.

El Ministerio de Hacienda aseguró la tarde de este jueves que cumpliría con los pagos. Archivo
El Ministerio de Hacienda aseguró la tarde de este jueves que cumpliría con los pagos. Archivo

La empresa vende servicios a varios ministerios, labor por la cual el Estado les adeuda ¢500 millones, según revela una carta que dio a conocer este jueves el diputado Mario Redondo, del Partido Alianza Demócrata Cristiana.

“Hoy en Recursos Humanos nos enviaron un comunicado para decirnos que solo nos iban a pagar una parte del aguinaldo, pero que no sabían cuándo, que teníamos que darles un tiempo prudencial. También nos dijeron que corría el riesgo de que no se pagara el próximo salario”, explicó la mujer a este diario.

Ella gana ¢220.000 al mes.

El último día que tenían los patronos para cumplir con el pago del aguinaldo era el 20 de diciembre.

La misiva que hizo circular el legislador fue la que la firma Dequisa envió al ministro de Hacienda, Helio Fallas, este mismo jueves, en la cual le informan que debido al no pago de facturas del Sistema Integrado de Gestión de la Administración Financiera (Sigaf), los empleados de la compañía se quedarán sin su aguinaldo y, posiblemente, sin el pago de la próxima quincena.

“Dequisa ha tenido que hacerle frente todo este tiempo tanto a las obligaciones que estipula el convenio marco, como a los pagos de salarios, cargas sociales, póliza de responsabilidad civil, póliza de riesgos de trabajo, insumos; monto que rondaría los ¢500 millones aproximadamente, para lo cual, debido al incumplimiento del pago del Gobierno, nos hemos visto obligados a buscar financiamiento mediante descuento de facturas lo que nos ha originado una enorme carga financiera que se hace insoportable”, se lee en la nota.

Mauricio Arroyo, subtesorero nacional, aseguró que este jueves se estaría remitiendo el pago pendiente a todos los proveedores.

“Dequisa es uno de los proveedores que lo recibirá”, afirmó Arroyo.

La Nación intentó comunicarse con Miguel Delgado, gerente financiero de Dequisa, pero en las oficinas indicaron que se encontraba en reunión.

En agosto, en una cadena nacional, el presidente Luis Guillermo Solís anunció que el Gobierno enfrentaba “dificultades de liquidez” para pagar sus obligaciones y garantizar la operación de servicios esenciales.

Esta falta de dinero ha provocado constantes atrasos para el pago de becas del Fondo Nacional de Becas (Fonabe), comedores escolares, Red de Cuido y proveedores.