Trabajo

Nueve trabajadores públicos reconocidos por mantenerse en su cargo a pesar de la huelga

Uccaep premió a maestros, enfermeras, doctores, policías y funcionarios de Recope

Maestros que se quedaron en las aulas, empleados de hospitales que no dejaron a sus pacientes y policías que procuraron mantener el orden en medio de las manifestaciones de empleados en huelga.

Nueve de esos funcionarios recibieron reconocimientos la noche del martes de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), al ser considerados los “mejores trabajadores públicos del año 2018”.

La Uccaep suele entregar este reconocimiento de forma anual a una sola persona, cuya labor en el sector público fue destacada y ejemplar; sin embargo, este año decidió premiar a empleados del Estado que decidieron continuar brindando servicios pese al llamado de cese a labores que realizaron los sindicatos, el año pasado.

La protesta contra la reforma fiscal se inició el 10 de setiembre y en el caso de los maestros se postergó hasta el 7 de diciembre.

“Son un claro ejemplo de responsabilidad y patriotismo. Estos nueve costarricenses representan a muchos trabajadores del sector público que no creyeron en el llamado irresponsable de los líderes sindicales radicales y no se unieron a la huelga. Con su ejemplo, estos valiosos costarricenses nos hacen un llamado a trabajar juntos, el sector público y privado a tomar decisiones importantes con liderazgo y valentía para mejorar nuestro país”, señaló el vicepresidente de Uccaep, Enrique Egloff.

Las primeras de las homenajeadas en ser llamada la noche de este martes fue la directora del Colegio Técnico Profesional de Guaycará de Golfito, Grace Beita, quien junto a otros 24 docentes mantuvieron el centro educativo rural abierto, a pesar de que el 80% de los trabajadores se sumó al movimiento.

Ese grupo no solo continuó impartiendo lecciones a los 1.060 estudiantes, sino que también se las ingenió para continuar ofreciendo el servicio de alimentación en el comedor durante los 89 días que se extendió la protesta en el sector educativo.

“Que no se nos olvide el norte de nuestra labor. Aquí lo importante son los estudiantes, ellos no deben nada”, expresó la directora en plena huelga.

Los empresarios también destacaron a la directora del Colegio Técnico Profesional Santa Lucía, en Paraíso de Cartago, Anabel Vargas, quien pidió a sus docentes volver de la huelga para que los estudiantes pudieran recibir todo el temario del curso lectivo.

"El 11 de diciembre debe entregar la declaratoria jurada de que usted desarrolló y cumplió el planeamiento efectivamente presentado”, fue lo que les pidió Vargas a sus docentes mediante una circular, en aquellos días de protesta.

También Ninoska Moncada, directora de la Escuela de Cipreses de Oreamuno de Cartago, recibió en nombre de todo el personal docente y administrativo otro reconocimiento. En ese centro educativo, ninguno de los funcionarios dejó de laborar.

“Me parece que se debió a que mis colegas tienen un gran sentido de pertenencia con la comunidad, venían las fiestas patrias de setiembre y teníamos una gran organización, estoy segura que casi por no dejar botada esa parte. Igual, si hubieran decidido ir a huelga lo hubiera respetado porque estaban en su derecho”, había manifestado Moncada.

Entre los premiados también hubo doctores, enfermeros y administrativos de los hospitales que continuaron brindando sus servicios durante el movimiento contra el plan de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, que finalmente entró a regir el 4 de diciembre.

La Uccaep reconoció el compromiso de todos los directores de hospitales nacionales, con mención especial a la directora del Hospital de Nacional de Niños, Olga Arguedas, por “anteponer cualquier interés particular para resguardar la salud de los pacientes”.

También reconocieron la labor de la jefa del Banco de Sangre del Hospital San Vicente de Paúl, Rocío León, y de la enfermera de la Unidad de Quimioterapia del Hospital San Juan de Dios, Roxana Sánchez.

El director general de la Fuerza Pública, Daniel Calderón, recibió el reconocimiento en nombre de todos los policías que resguardaron la seguridad en los días de movimiento sindical.

Igualmente, el supervisor de seguridad de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), Rafael Lewis, y la trabajadora del departamento de Gestión de Procesos de la misma institución, Hazel Quesada, fueron reconocidos por sus esfuerzos por mantener servicios fundamentales para el país.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.