Juan Diego Córdoba González. Hace 5 días
Los centros de llamadas podrían ser una de las actividades donde se considere implementar las jornadas ampliadas. Fotos: Mayela López
Los centros de llamadas podrían ser una de las actividades donde se considere implementar las jornadas ampliadas. Fotos: Mayela López

El proyecto de ley para permitir las jornadas de 12 horas por cuatro días quedó fuera de la agenda legislativa temporalmente.

La decisión de sacar la iniciativa del periodo de sesiones extraordinarias, cuando el Gobierno establece la agenda, la tomaron el Ministerio de la Presidencia y la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Asamblea Legislativa.

Dicha medida obedece a que el expediente 21.182 cumpliría su plazo máximo en comisión y los legisladores todavía necesitan realizar cambios al texto final, antes de que pase al plenario para su discusión, como explicó la diputada liberacionista Ana Lucía Delgado, quien preside ese foro legislativo.

“Si lo manteníamos en la Comisión se vencía el plazo y le caía la guillotina al proyecto el 19 de febrero. Vamos a seguir trabajando con el Ministerio de Trabajo y el Consejo de Seguridad Ocupacional con el fin de afinar el texto”, señaló la verdiblanca.

Dentro de los cambios que los legisladores quieren incorporar al texto, está la definición de las actividades económicas donde podría implementarse la modalidad 4/3 (cuatro días de trabajo y tres continuos de descanso).

“Eso es lo que estamos precisando. La Constitución da la posibilidad de establecer las jornadas excepcionales calificadas, pero hay que hacerlo por ley. Todavía no hemos logrado definir la forma para que las actividades que se definan no queden desfasadas para la realidad en poco tiempo”, señaló Delgado.

Los diputados de la Comisión de Asuntos Jurídicos también deben discutir varias mociones de fondo, por lo que no descartan elaborar un nuevo texto sustitutivo para el proyecto.

El Gobierno anunció que dará el apoyo político para aprobar dicha iniciativa, propuesta por la bancada liberacionista. El proyecto cuenta con el beneplácito del sector empresarial, mientras que los sindicatos se oponen ante el temor de perder el pago de horas extra.

La iniciativa permitiría que trabajadores de empresas que producen durante 24 horas del día, puedan trabajar cuatro días hasta 12 horas. A cambio recibirían tres días libres consecutivos.

Si una persona, por ejemplo, actualmente tiene un contrato de 40 horas, también podría aplicar por dicha modalidad dividiendo el total de las horas laboradas entre cuatro días.

La iniciativa también pretende regular las jornadas acumulativas con el fin de flexibilizar las condiciones entre patronos y trabajadores.

Esto quiere decir que, si un trabajador labora 48 horas semanales, puede acordar con su jefe trabajar hasta 10 horas por día en jornada diurna, hasta cumplir las 48 horas.

En jornada mixta (diurna y nocturna) las personas podrán laborar hasta 9 horas y 36 minutos por día, hasta alcanzar las 42 horas semanales máximas permitidas por la ley, o las horas contratadas por el patrono.

Mientras que en el turno de la noche, podrán trabajar hasta 6 horas con 20 minutos, siempre y cuando el tiempo laboral no supere las 36 horas por semana.

Esas modalidades ya se implementan en la práctica de algunas empresas, sin embargo lo que pretenden los diputados es oficializar estas modificaciones.