Además un adicional de ¢5.000 para las categorías que ganan menos de ¢302.000

 30 junio, 2014

El ministro de Trabajo, Victor Morales, propuso ante el Consejo Nacional de Salarios un aumento para los empleados del sector privado del 2,35%, es decir, ¢2.350 por cada ¢100.000 que gana un trabajador.

El ajuste se compone, según el Ministerio de Trabajo, del 1,98% de la inflación estimada por el Banco Central para el segundo semestre del 2014, más el 0,37% correspondiente al último tracto acordado por el cambio en la metodología de cálculo de aumento de salarios.

El Gobierno hizo una propuesta aparte para las categorías de trabajador no calificado genérico, semicalificado genérico y calificado genérico, las cuales tienen salarios menores a ¢302.000 y son, en su mayoría, peones agrícolas y empleadas domésticas.

Gerardo Padilla (de rayas) expone ante los miembros del Consejo Nacional de Salarios, la propuesta de la Central Sindical para el aumento salarial del sector privado correspondiente al segundo semestre del año. | JORGE NAVARRO.
Gerardo Padilla (de rayas) expone ante los miembros del Consejo Nacional de Salarios, la propuesta de la Central Sindical para el aumento salarial del sector privado correspondiente al segundo semestre del año. | JORGE NAVARRO.

Para este tipo de trabajadores el Gobierno ofrece el ajuste del 2,35% más ¢5.000 adicionales, lo cual resultaría en aumentos que oscilan entre un 4% y 4,22%

Por ejemplo un trabajador no calificado, que gana actualmente ¢266.942, pasará a ganar ¢278.215, lo que representa un aumento del 4,22%.

Morales enfatizó que buscan impactar de manera positiva los salarios más bajos del sector privado.

Las declaraciones fueron en el Ministerio de Trabajo, en barrio Tournón, San José, donde desde las 4 p. m. se reúne el Consejo Nacional de Salarios.

Días atrás los sindicatos solicitaron un aumento entre el 3,15% y el 6%, mientras que los patronos propusieron el 1,33%.