Juan Diego Córdoba.   18 marzo
Trabajadores de la empresa Servináutica esperan en las afueras del edificio en espera de ser llamados a trabajar. La imagen corresponde a finales de enero. Foto: Albert Marín.

Ayudar a familias de los limonenses que quedaron sin trabajo por el cambio en el funcionamiento de los puertos en el Caribe.

Ese será el objetivo de los ¢8.141 millones que el Gobierno prometió trasladar para la atención del desempleo en aquella región, principalmente de estibadores y transportistas.

Los fondos vendrán de presupuestos de los ministerios de Trabajo, Educación así como del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) según el comunicado enviado por la Presidencia de la República, la tarde de este lunes.

Dentro del plan se incluirá la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el Instituto Nacional de Desarrollo Rural (Rural), el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) y el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU).

“El Plan define acciones para amortiguar los impactos de las nuevas formas de producción, manteniendo condiciones de desarrollo humano sostenible y con identidad cultural, con el fin de promover iniciativas que potencien las capacidades locales”, expresó el segundo vicepresidente de la República, Marvin Rodríguez.

Rodríguez es el coordinador de la llamada mesa Caribe, que trabaja en el Plan de Respuesta Inmediata Caribe.

Específicamente, el cambio de modelo portuario corresponde al inicio de operaciones de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) a cargo de la empresa APM Terminals, que dentro de sus servicios optimiza labores que antes realizaban muchas empresas como contenedores, estiba, transporte, refrigeración, almacenamiento, entre otros.

Una de las ayudas prometidas son subsidios mensuales para los hogares pobres hasta por seis meses para atender necesidades básicas. Saldrían de ¢400 millones del IMAS.

También se reforzarían Avancemos y Red de Cuido.

Para David Gourzong, diputado liberacionista y miembro de la comisión Limón del Congreso, el ofrecimiento gubernamental solo acude a programas que ya existen. En su criterio no va a resolver el desempleo en este momento.

“Hablan de una serie de beneficios de Cecudis (centros de cuido infantil), que podrían ser interesantes pero dónde están las oportunidades de empleo. El tema de fortalecimiento de las cooperativa, de fomentar emprendedurismo, eso sí puede ayudar no solo a las familias, sino a la reactivación económica”, añadió el legislador limonense.

Insistió en que las medidas deben ir dirigidas a atraer empresas, que es lo que genera empleo; preparar a la gente y ofrecer infraestructura. Los planes, sin embargo, no son de corto plazo.

En respuesta a la situación que enfrenta Limón, este fin de semana se anunció la conformación de una cooperativa por parte de trabajadores despedidos de la empresa Standard Fruit Company (Dole), la cual le vendería servicios de reparacion y mantenimiento de contenedores a APM Terminals.

Se trata de la Cooperativa Autogestionaria de Servicios Múltiples de Trabajadores Industriales y Afines de Costa Rica R.L. (Coopesitraco).

Declaratoria de emergencia

Al tiempo que se da el anuncio, una organización denominada ‘Movimiento por y para Limón’ le pidió al Gobierno de Carlos Alvarado, decretar un estado de excepción en el Caribe, con el objetivo de que gire recursos económicos para atender la situación de desempleo en la zona.

Esta fue la primera de ocho peticiones que entregó el movimiento integrado por sindicatos, empresarios y trabajadores de Limón al Poder Ejecutivo, que acordó entregar una respuesta en una semana.

“La actitud de este movimiento social es la correcta y recibimos con toda la seriedad este documento y esperamos tener una respuesta en el menor tiempo posible", aseguró el viceministro de la Presidencia, Juan Alfaro.

Los limonenses también le pidieron al Gobierno “respetar el contrato de concesión con APM Terminals”, pues a su criterio la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) estaría atendiendo buques diferentes a los estipulados en el acuerdo con la firma portuaria holandesa.

De igual manera, piden que el Gobierno entregue subsidios económicos a los empleados despedidos en los últimos meses en Limón.

“La actitud de este movimiento social es la correcta y recibimos con toda la seriedad este documento y esperamos tener una respuesta en el menor tiempo posible", aseguró el viceministro de la Presidencia, Juan Alfaro.

Dentro de las otras solicitudes entregadas por el movimiento a Casa Presidencial se encuentra la creación de un fondo de capitalización para emprendimientos locales, simplificación de trámites y el desarrollo de obra de infraestructura hídrica que garantice el acceso al agua a las empresas y las comunidades.