Juan Diego Córdoba González. 21 octubre
551.000 personas estaban desempleadas a junio pasado. Imagen ilustrativa. Fotografía: Shutterstock
551.000 personas estaban desempleadas a junio pasado. Imagen ilustrativa. Fotografía: Shutterstock

En tiempos de crisis, las oportunidades laborales se reducen, mientras aumenta el número de personas compitiendo por una misma vacante.

Controlar las emociones al verse desempleado, diseñar una estrategia para buscar una ocupación y mejorar capacidades a través de múltiples plataformas, pueden enrumbarlo a esa nueva oportunidad que busca.

Esos son los tres consejos que brinda Natalia Sereviche, gerenta país de Manpower Group, a los costarricenses que se encuentran en busca de empleo.

La capacidad de resiliencia de las personas en momentos críticos son la base para comenzar ese camino de vuelta al mercado de trabajo.

"Perder un empleo es algo complejo, duele, es triste y es una pérdida muy grande. Entonces, trabajar primero en tu estado emocional.

"Una vez ese proceso pase, entender qué es lo próximo que querés hacer, porque cada persona tiene un momento de vida diferente y puede que haya personas que quieran y puedan decir ‘voy a darme un tiempo, un espacio’, pero también personas que no, que definitivamente deben volver a trabajar.

“Entender tu momento, tu espacio de vida y a partir de ahí empezar a crear ese plan para volver al mundo del trabajo”, afirmó Sereviche.

En ese plan usted debe identificarse como persona y trabajador. Cuáles son sus fortalezas y debilidades, tanto en aptitudes como actitudes.

También establecer en cuáles puestos podría aplicar si estos están disponibles.

“Debemos entender que hay algunas posiciones a las que uno puede aplicar y algunas que no. De pronto, cuando alguna posición te llama la atención, cuando querés participar en esa pero sabés que algo te falta, entonces ver qué te falta para empezar a desarrollarlo”, señaló.

Es en este punto donde deben establecerse pequeños hitos personales.

Para obtenerlos se dispone de una gran cantidad de herramientas para desarrollo de habilidades técnicas y blandas, algunas pagas y otras gratuitas.

"Qué más que YouTube. Ahí encontrás charlas y la oportunidad de acceder al conocimiento.

“Aprovechar también otro tipo de plataformas como LinkedIn. Nosotros en Manpower Group tenemos una plataforma que se llama ‘Skillsoft’, ahí vas a encontrar una cantidad de cursos disponibles en varios idiomas que te ayudan a desarrollar esas habilidades y adquirir ese aprendizaje que necesitás”, dijo Sereviche.

Las habilidades blandas son aquellas que están centradas en la ejecución de una labor y no están relacionadas únicamente con conocimientos.

Entre ellas se pueden distinguir la comunicación asertiva, gestión del tiempo, manejo del estrés e inteligencia emocional, por ejemplo.

Entretanto, las habilidades técnicas están relacionadas con el manejo de conocimientos o de programas vinculados a un trabajo.

El uso de programas tradicionales como Word, Excel o Power Point, manejo de herramientas digitales de diseño como Photoshop o Illustrator, el dominio de un segundo o tercer idioma, conocimientos en contabilidad, entre otros.

Por eso es importante el plan. Ahí usted debe identificar cuáles son esas habilidades que se necesitan para la ocupación que pretende tener y ver cuáles debe potenciar.

Si usted, por ejemplo, quiere apostar por administrar o trabajar en una tienda, el dominio de Excel, conocimiento de temas contables y el desarrollo de habilidades como servicio al cliente y gestión de conflictos, le darían una ventaja competitiva frente a otros postulantes.

De acuerdo con Sereviche, es importante mencionar los cursos tomados en línea en su perfil profesional.

“Cuando mostrás en tu currículum que has tenido la oportunidad de aprender en un entorno virtual pues te va a sumar puntos si está enfocado a la posición que querés obtener o lograr. Entonces, definitivamente sí. Obviamente hay que aprovechar estas oportunidades”, afirmó.

Plataformas para aprender en línea hay muchas, empezando por la que ofrece el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) de forma gratuita, con más de 280 cursos cortos.

También hay otras que ha impulsado el gobierno, a través de becas a personas afectadas por la pandemia, como Coursera.

Ahí se ofrecen cursos tanto gratuitos como pagos y en múltiples idiomas.

Existen otras plataformas como Udemy o LinkedIn Learning. En esta última se ofrece un periodo de prueba e incluso los cursos emiten un certificado que se exhibe en su perfil profesional.

También está Google Activate donde se pueden encontrar programas de marketing, desarrollo de apps, manejo de datos, entre otros.