Daniela Cerdas E.. 28 marzo
Empresarios del Caribe Sur durante la manifestación de este sábado para hacer conciencia a los turistas que querían visitarlos para que se quedaran en casa. Foto cortesía de Cámara de Comercio y Turismo del Caribe Sur.
Empresarios del Caribe Sur durante la manifestación de este sábado para hacer conciencia a los turistas que querían visitarlos para que se quedaran en casa. Foto cortesía de Cámara de Comercio y Turismo del Caribe Sur.

“Por amor, quédate en casa”, “Puerto Viejo cerrado por cuarentena”, “Responsabilidad, solidaridad y amor al prójimo”.

Con estos mensajes fueron recibidos decenas de personas que iban de camino a vacacionar a las playas del Caribe Sur a pesar de la orden del Ministerio de Salud de quedarse en casa para evitar la propagación del covid-19 y a pesar de que las playas se encuentran cerradas por esta pandemia.

Frank León, miembro de la Cámara de Turismo del Caribe sur, explicó que la manifestación se dio este sábado en la comunidad de Hone Creek, entrada a Puerto Viejo, y surgió luego de que el ministro de Salud, Daniel Salas, dijera este viernes, en conferencia de prensa, que tenía reportes de que había gran cantidad de vehículos en la ruta 32 (San José-Limón) y ruta 27 (San José-Caldera), a pesar de que la orden fue salir solo para lo necesario.

“Todos los empresarios nos alarmamos de escuchar que la gente iba para Limón, nos preocupamos mucho porque todos los comercios estamos tratando de acatar los lineamiento del Gobierno de estar en casa y los protocolos de sanidad y ver venir a ese montón de gente a infectarnos como que no”, explicó León, tesorero de la Cámara de Turismo y Comercio del Caribe sur.

En la protesta participaron miembros de la organización y también asociaciones de desarrollo. Se les plantaron con carteles al frente de los vehículos de los turistas en la vía de ingreso a la región.

Según Salas, el objetivo de la manifestación fue hacer conciencia de que la población de la Gran Área Metropolitana que fuera a Limón no solo desobedecía las órdenes del Ministerio de Salud, sino que mostraba poca consideración con los habitantes del Caribe.

Empresarios de Limón durante la manifestación de este sábado, en Hone Creek, para hacer conciencia a los turistas que querían visitarlos para que se quedaran en casa. Foto cortesía de Cámara de Comercio y Turismo del Caribe Sur.
Empresarios de Limón durante la manifestación de este sábado, en Hone Creek, para hacer conciencia a los turistas que querían visitarlos para que se quedaran en casa. Foto cortesía de Cámara de Comercio y Turismo del Caribe Sur.

“Nos vienen a contagiar a todos, a aumentar el riesgo de contagio. Todo el comercio está cerrado en el Caribe sur, donde asiste la mayor cantidad de turistas, en Cahuita, Puerto Viejo y Manzanillo. Las playas están cerradas, pero sigue llegando gente a vacacionar, quisimos que los turistas tomarán conciencia y las precauciones debidas”, explicó el empresario.

Roger Sans, presidente de la Cámara, hizo un llamado a las autoridades a extremar las medidas de control de los desplazamientos vehiculares.

"Mostramos nuestra inquietud ante la reciente llegada de visitantes de otros cantones del país y su recepción por parte de algunos negocios hoteleros y comerciales. Como comunidad costera con escasos recursos sanitarios y humanos, no estamos preparados para hacerle frente a una eventual propagación del coronavirus en el cantón. No es momento de vacacionar o pasear", dijo Sans.

Debido a que muchas personas no están acatando la orden de Salud de quedarse en casa y salir solo lo necesario, para evitar la propagación del covid-19, este sábado las autoridades anunciaron que a partir de las 8 p. m. los establecimientos de atención al público deberán cerrar todos los viernes, sábados y domingos.

Además, el Gobierno presentará un proyecto de ley para aumentar la multa por irrespetar la restricción vehicular sanitaria de ₡23.415 a ₡107.768.

Desde este martes, que entró a regir la restricción vehicular sanitaria, hasta este viernes, 812 personas han sido multadas por irrespetar la directriz. Algunos hasta manejaban en estado de ebriedad.