Sofía Chinchilla C., Josué Bravo. 18 marzo
Las solicitudes son analizadas por el Ministerio de Trabajo, con sede central en San José. Foto: Albert Marín
Las solicitudes son analizadas por el Ministerio de Trabajo, con sede central en San José. Foto: Albert Marín

En el tercer día desde la declaratoria de emergencia nacional por la pandemia de covid-19, el Ministerio de Trabajo recibió 43 solicitudes de suspensión de contratos laborales en empresas del sector privado.

De acuerdo con Geannina Dinarte, ministra de Trabajo, de aprobarse esas peticiones, unas 400 personas se quedarían sin salario a la espera de que se reanuden sus labores.

La jerarca confirmó el dato la tarde de este miércoles en la Asamblea Legislativa, donde acudió a promover una reforma que permitiría que las empresas con caídas significativas en sus ingresos, producto de la pandemia, reduzcan la cantidad de horas de trabajo de su planilla.

“Vamos a revisar cuáles son los sectores de los que específicamente estamos recibiendo (las solicitudes), pero sí estimamos que podríamos estar hablando de 400 puestos de trabajo”, afirmó Dinarte.

Preliminarmente, la ministra informó de que los trámites los han presentado, principalmente, bares, casinos y empresas del sector turístico.

La suspensión del contrato de trabajo es una medida contemplada en el Código de Trabajo, la cual permite que, en situaciones calificadas, los patronos detengan las labores y envíen al personal a la casa, sin salario.

Para hacerlo, los empresarios deben pedir autorización del Ministerio de Trabajo, el cual puede dar su consentimiento bajo estas circunstancias: si se agota la materia prima necesaria para la operación normal del negocio, mientras la escasez no sea culpa del patrono; si se presentan emergencias o causas de fuerza mayor, o si el empleador fallece.

La idea es que, en cuanto pase el contratiempo que motiva el cese de labores, los contratos se reactiven y las personas vuelvan a trabajar.

El martes, el Ministerio de Trabajo recibió cinco solicitudes para la suspensión de contrato de trabajo. La cifra se incrementó en 38 casos en un día.

Cada una de las peticiones, así como las que se presenten en adelante, serán analizadas por la Inspección Laboral del Ministerio de Trabajo.

Dinarte dijo que el gobierno fue consciente desde el lunes, cuando se firmó la declaratoria de emergencia nacional por la pandemia causada por el nuevo coronavirus, de que habría empresas que tomarían la decisión de suspender sus operaciones.

No obstante, el Ejecutivo afirma que su intención es que los empresarios no acudan a esa medida como su primera opción, debido a que eso implicaría dejar a cientos de personas sin un ingreso durante la emergencia, en momentos en que el desempleo en el país alcanza el 12,4%.

Dinarte presentó este miércoles el proyecto de ley para flexibilizar las jornadas laborales, la cual permitiría que los trabajadores reciban, al menos, una fracción de su sueldo, si sus patronos no tienen los recursos para pagarles el salario completo.

Aun así, el gobierno se comprometió a agilizar, vía decreto, el trámite para suspender los contratos de trabajo.

“De tal manera que pueda ser un trámite expedito, esto es muy importante porque necesitamos certeza tanto para los patronos como para los trabajadores”, afirmó Dinarte.