Juan Diego Córdoba González. 17 mayo
Ministerio de Educación Pública invirtió ¢30.000 a la fecha para garantizar la alimentación de estudiantes beneficiarios de los comedores escolares dentro de esta nueva modalidad. Fotografía: John Durán/Archivo.
Ministerio de Educación Pública invirtió ¢30.000 a la fecha para garantizar la alimentación de estudiantes beneficiarios de los comedores escolares dentro de esta nueva modalidad. Fotografía: John Durán/Archivo.

Las juntas de centros educativos comenzarán a entregar los paquetes de alimentos a los más de 450.000 beneficiarios del servicio de comedor escolar, a partir de este lunes 18 de mayo.

Esta es la tercera entrega que realiza el Ministerio de Educación Pública (MEP) en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia del nuevo coronavirus, que obligó a cerrar escuelas y colegios de todo el país.

Al mantenerse cerrados los centros educativos, los comedores escolares no pueden brindar el servicio, por lo que se decidió entregar los paquetes alimentarios.

Este tercer paquete incluirá:

  • 1 paquete de arroz (1.800 gramos)
  • 2 paquetes de frijoles rojos y negros (800 gramos)
  • 2 latas de atún (140 gramos)
  • 2 paquetes de pasta corta o larga (250 gramos)
  • 3 cajas de leche (1 litro)
  • 1 botella de aceite (500 ml)
  • 500 gramos de papa
  • 250 gramos de zanahoria
  • 1 chayote tierno
  • 100 gramos de cebolla
  • 1 chile dulce
  • 1 piña o 4 dedos de banano semiverde

Las autoridades piden cumplir las recomendaciones de salud al retirar los paquetes.

“Los encargados de retirar los paquetes, a la hora de llegar al centro educativo según los horarios y días de entrega estipulados, deberán guardar una distancia preferiblemente de dos metros de la otra persona”, señala el protocolo aprobado por el MEP.

De acuerdo con dicho protocolo los alimentos se deben entregar solo a los padres de estudiantes beneficiarios del Programa de Alimentación y Nutrición del Escolar y del Adolescente (Panea), no a toda la población matriculada en el centro educativo.

Steven González, viceministro de Administración del MEP, afirmó que son más de 855.000 estudiantes beneficiarios de este programa.

Esta entrega representa una inversión cercana a los ¢10.000 millones, provenientes del presupuesto para la operación de los comedores escolares.

“Los centros educativos se encuentran realizando los pedidos y en algunos casos alistando los paquetes para poder entregarlos a partir del lunes. Con esto hemos querido mantener el derecho a alimentación que es el servicio que se da en los comedores escolares”, señaló González.

De acuerdo con el viceministro de Educación, las autoridades valoran mantener este modelo hasta el cierre de ciclo lectivo para evitar aglomeraciones en los comedores.

Sin embargo, eso será algo que se defina con el pasar de las semanas y con la evolución de la emergencia sanitaria.

En total, se ha invertido ¢30.000 millones para garantizar el funcionamiento del programa. Las clases presenciales se mantienen suspendidas por tiempo indefinido.