Yeryis Salas. 23 enero, 2019
(FILES) In this file photo taken on May 8, 2018 the Uber logo is seen at the second annual Uber Elevate Summit at the Skirball Center in Los Angeles, California. Uber said on July 24, 2018, it was taking the first step toward restarting its autonomous ridesharing program, putting its self-driving cars back on the road in
(FILES) In this file photo taken on May 8, 2018 the Uber logo is seen at the second annual Uber Elevate Summit at the Skirball Center in Los Angeles, California. Uber said on July 24, 2018, it was taking the first step toward restarting its autonomous ridesharing program, putting its self-driving cars back on the road in "manual mode," with a driver at the wheel at all times. / AFP PHOTO / Robyn Beck

La empresa Uber alertó a sus clientes de que el proyecto de ley presentado este martes por el gobierno de Carlos Alvarado limitaría la oferta de vehículos, duplicaría los tiempos de espera e incluso provocaría que no haya carros disponibles, según la hora y el lugar.

“Limitar la cantidad de Socios Colaboradores disponibles pone un tope artificial a la oferta, la cual hemos podido atender de manera eficiente frente a la demanda del servicio de 783 mil usuarios de diferentes zonas del país”, destaca un correo electrónico enviado por la plataforma de transporte.

“Esto podría traer como consecuencia que los tiempos de espera se dupliquen o, peor aún, que no se encuentren vehículos disponibles en diferentes zonas y en horas pico”, indica la misiva.

(Video) Ministro Rodolfo Méndez se refiere al proyecto de ley que busca regular Uber

En concreto, Uber critica que, según la propuesta, los conductores deberán inscribirse como trabajadores independientes ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y como contribuyentes en el Ministerio de Hacienda, lo cual provocaría que el servicio sea más costoso.

“Es tarea de la Asamblea Legislativa contemplar todos los proyectos e iniciar discusiones inclusivas que den como resultado un proyecto innovador, que promueva las oportunidades del futuro y no las limitaciones del pasado”, agregó la empresa estadounidense.

Este miércoles, Uber también manifestó en un comunicado de prensa que “dado el clima de contracción económica y de falta de oportunidades laborales para los costarricenses, esta propuesta obligaría a que sólo un número limitado de personas puedan inscribirse como socios en las diversas plataformas”.

El Proyecto de Reforma al Sistema de Transporte Remunerado de Personas y Regulación de las Empresas de Plataformas Tecnológicas de Transportes propone otras cargas tributarias, como el cobro del impuesto sobre el valor agregado (IVA), de un 13% y el impuesto sobre remesas al exterior (8,5%).

Los conductores pagarían un canon anual de $35 más $200 por cada vehículo.

Además, el plan plantea que Uber tendría que pagar ¢8.299 millones (unos $13,5 millones) para registrarse ante el Estado por haber operado antes de que se regulara el servicio en el país.