Los trabajos pueden durar todo el día, depende de si hay que reparar el tubo, o cambiar el tramo que está dañado.

Por: Daniela Cerdas E. 28 agosto, 2014

El tubo madre, que este miércoles se rompió frente al edificio de Aldesa, en Pinares de Curridabat, volvió a fallar esta madrugada.

Eduardo Lezama, gerente del Instituto Costarricense de Alcantarillados, dijo que hoy, cerca de las 3 a. m. se finalizó la reparación del tubo y abrieron la vávula para reestablecer el servicio de agua. En ese momento, la presión hizo que el tubo presentara una nueva ruptura cerca de donde se dio la primera.

"La reparación sí funcionó, lo que pasó es que, al abrir la llave, la presión del agua hizo que se produjera una nueva ruptura en el mismo tubo, seguramente por fatiga del material. El ingeniero está haciendo una valoración rápida para determinar si hay que reparar la tubería o cambiar un tramo. Cuando se dio la nueva explosión del tubo, las cuadrillas del AyA estaban en el sector y, de inmediato, cerraron la válvula, por eso no hubo daños a las viviendas como ayer", explico.

Lezama indicó que los trabajos pueden durar todo el día depende de si hay que reparar el tubo, o cambiar el tramo de la tubería.

Explicó que todo el sector de Curridabat está sin agua. Van a hacer un redireccionamiento de los caudales para que les llegue agua a los vecinos.

Nueva ruptura en el tubo madre en Curridabat.
Nueva ruptura en el tubo madre en Curridabat.

La Policía de Tránsito informó que se mantiene cerrado el paso entre el cruce de la bomba La Galera y el Walmart en Curridabat, por carretera vieja.

La ruptura ayer de este tubo madre produjo inundación en seis viviendas en Pinares de Curridabat y daños en varios vehículos.

De las seis viviendas damnificadas, una sufrió pérdidas bastante graves.

Aunque todavía no es posible determinar la totalidad de los daños en ese inmueble, tres de cuatro vehículos afectados con la inundación están valorados, según sus dueños, en más de ¢90 millones.