Patricia Recio.   21 mayo
La empresa anunció el inicio de operaciones esta semana. Foto: Rafael Pacheco.

Desde esta semana, la Policía de Tránsito incluirá entre sus operativos la detección de choferes que brinden el servicio de “moto taxi”.

El director de ese cuerpo policial, Germán Marín, dijo que se sancionará de la misma manera que se castiga el transporte ilegal de personas.

“Vamos a hacer operativos ordinarios y vamos a estar sancionando a aquellos conductores que irrespeten la ley de tránsito en el artículo 145″, el cual sanciona con una multa de ¢107.700 a los propietarios de vehículos que los utilicen para prestar servicio de transporte público sin contar con permisos.

Según Marín, al igual que en otro tipo de infracciones, también se apoyarán en las denuncias de los usuarios para aplicar las multas.

Desde que se conoció la puesta en operación de este servicio no regulado, la Policía de Tránsito y el Consejo de Transporte Público encendieron sus alarmas y calificaron la iniciativa de peligrosa y “espeluznante”.

El servicio, que es ofrecido bajo el nombre de Moto Taxi Costa Rica, es administrado por una empresa familiar que recluta motociclistas que brinden el servicio de transporte mediante una plataforma tecnológica.

La preocupación de las autoridades de tránsito, además de tratarse de un servicio ilegal, se da por el riesgo en la seguridad de las personas que viajan en motocicleta, ya que es un vehículo que depende del equilibrio y con una alta tasa de accidentabilidad.

El propietario de esta empresa había indicado que suscribirían un seguro internacional, así como convenios con prestatarios de servicios médicos para que la atención de eventuales accidentes no recayera sobre la seguridad social.

Además se indicaba de que para utilizar el servicio, los pasajeros debían llenar un formulario de inscripción.

“Además, no le voy a recargar a la Caja Costarricense de Seguro Social la atención de eventuales accidentes por usuarios o socios, vamos a crear un convenio colectivo con dos empresas para servicios médicos. No vamos a dejar a nadie sin atención en caso de ser necesario”, afirmó José Herrera.