Juan Fernando Lara Salas. 6 mayo
El director ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, el 14 de noviembre del 2019 en la sede de esa compañía en San Francisco en una entrevista con 'La Nación'. Este jueves, Khosrowshahi anunciará los resultados financieros del primer trimestre del 2020 / Uber para LN
El director ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, el 14 de noviembre del 2019 en la sede de esa compañía en San Francisco en una entrevista con 'La Nación'. Este jueves, Khosrowshahi anunciará los resultados financieros del primer trimestre del 2020 / Uber para LN

Trabajadores de Uber en Costa Rica se verían afectados con la decisión tomada por la compañía de despedir a 3.700 de empleados a tiempo completo en el mundo.

El recorte de alrededor de 14% del personal total, anunciado este miércoles, figura en documentos presentados a la Comisión de Bolsa y Valores del Gobierno de Estados Unidos.

Además, Dara Khosrowshahi, director ejecutivo de la empresa, renunciará a su salario por el resto del año en momentos en que la empresa continúa ajustándose al impacto económico causado por la pandemia de covid-19.

En su reporte al Gobierno estadounidense, Uber reporta menores volúmenes de viajes en su segmento de transporte y la congelación de contratación actual de empleados a tiempo completo.

La compañía está reduciendo sus áreas de atención al cliente y personal de reclutamiento (operación que sí tiene en Costa Rica), por lo cual incurrirá en un gasto cercano a $20 millones ligado a indemnizaciones por despido y otros beneficios por terminación de contratos.

Esto no guarda relación con los choferes inscritos en la plataforma como socios colaboradores y a los cuales la empresa no considera como empleados formales.

En Costa Rica, la firma abrió el llamado Centro de Excelencia de Uber para Latinoamérica con 800 empleos directos (más del 50% los ocupan mujeres), en el marco de una inversión superior a los $30 millones en los últimos cuatro años.

Dicha operación se dedica a resguardar la seguridad de las personas transportadas y sus pertenencias durante los viajes solicitados a través de las plataformas Uber y Uber Eats.

Las oficinas de Costa Rica atienden 179 ciudades distribuidas en 15 países de Latinoamérica.

Según una carta abierta que la compañía divulgó en enero, Uber acumulaba entonces 971.000 usuarios y poseía 28.000 socios colaboradores en Costa Rica.

Ante consultas de La Nación, Uber declinó referirse a la cifra de trabajadores del país que resultarían afectados por el recorte.

“Con menos personas realizando viajes, la desafortunada realidad es que no hay suficiente trabajo para muchos de nuestros empleados que dan soporte a clientes de primera línea.

"Ya que no sabemos cuánto tiempo llevará una recuperación, estamos tomando medidas para alinear nuestros costos con el tamaño actual del negocio.

"Esta fue una decisión difícil, pero es la correcta para ayudar a proteger la salud de la compañía a largo plazo y garantizar que salgamos más fuertes de esta crisis”, respondió Uber a este diario.

Por otra parte, en su notificación al Gobierno de Estados Unidos, la compañía indica que "está evaluando otros costos y proporcionará una actualización en informes subsecuentes con respecto a dichos montos, si son materiales”.

Señala que entre los riesgos, incertidumbres y otros factores que analiza figuran el desarrollo de la pandemia y su consecuente impacto en su negocio y operaciones.

También evalúa el nivel de competencia frente a otras empresas en la misma actividad, desempeño financiero, inversiones en nuevos productos u ofertas, así como su capacidad de atraer conductores, consumidores y otros socios a la plataforma.

Estados financieros

El anuncio de los despidos en Uber llega un día antes de su conferencia para la divulgación de sus resultados financieros del primer trimestre de 2020, este 7 de mayo.

Dado que gran parte del mundo está actualmente bajo algún tipo de bloqueo por la pandemia del nuevo coronavirus, la empresa anunció que prevé un deterioro contable en algunas de sus inversiones de capital minoritario.

La reducción rondaría los $300 millones durante los tres primeros meses del año, debido al impacto de la pandemia en el valor estimado de estas operaciones.

Al cierre del 2019, Uber registró una pérdida general de $8.500 millones con lo cual evidenció cuan empinado estaba ya su camino a la rentabilidad.

No obstante, la compañía afirmó en el reporte de resultados anuales que esperaba finalmente obtener una ganancia ajustada hacia finales del 2020, cuando todavía no se había sentido el impacto en el mundo del covid-19.