Servicios

Trabajadores remueven huellas de viejos árboles en La Sabana

El objetivo es eliminar remanentes de troncos que limitan el uso de zonas verdes y representan riesgos de caídas para los usuarios del parque.

En los próximos seis meses, un grupo de trabajadores removerá los troncos de los viejos árboles del Parque Metropolitano La Sabana, en San José. Los cuerpos de madera empotrados en la tierra son una de las huellas del proceso de rearborización del pulmón capitalino, el cual consistió en retirar especies exóticas o muertas para plantar especies nativas.

“Tras finalizar con éxito el proyecto de rearborización Una Nueva Sabana este 2021, trabajamos una nueva propuesta para eliminar el remanente de los árboles extraídos en el parque en los últimos años. Esta iniciativa ofrecerá importantes beneficios a los visitantes; incluso favorecerá la calidad del suelo”, declaró Carolina Durán, directora de Mercadeo y Comunicaciones de Scotiabank, empresa que lidera el proyecto junto al Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (ICODER).

El objetivo de retirar los remanentes de los viejos árboles es mejorar el uso de áreas verdes, facilitar el tránsito de vehículos de emergencia o policiales y el acceso a peatones, favorecer el paisaje y prevenir caídas de personas debido a tropezones.

Los trabajos de remoción están a cargo de la empresa costarricense GEA, especializada en gestión, evaluación ambiental y arboricultura.

“El trabajo consiste en eliminar la superficie del tocón (parte del tronco) hasta, al menos, 15 centímetros de profundidad. Utilizamos como abono los residuos de la materia prima extraída y eliminamos las raíces sobresalientes a nivel del suelo en un radio de dos metros, aproximadamente, desde el centro del tocón, esto con el objetivo de dejar el sitio sin huecos y en las mejores condiciones para la seguridad del usuario”, dijo Fabricio Ballestero, ingeniero forestal de GEA.

El retiro de troncos se realizará de 6 a. m. a 3 p. m. y para seguridad de los usuarios del parque se colocará señalización en las zonas de trabajo.

La rearborización de La Sabana requirió 54 jornadas de siembra en la que participaron más de 4.000 voluntarios. Se colocaron más de 5.000 nuevos árboles de especies como: Guaiacum sanctum (Guayacán real) y Cedrela salvadorensis (Cedro bateo) -dos especies en vías de extinción-, Dalbergia retusa (Cocobolo), Tecoma stans (Vainillo), Simarouba glauca (Aceituno), Astronium graveolens (Ron ron), Senna hayesiana (Abejoncillo), Plumeria rubra (Flor blanca), Pentaclethra macroloba (Gavilán) y Posoqueria latifolia (Guayaba de mono), entre otras.

Aprovechando la celebración del Día Nacional del Árbol, que fue este 15 de junio, el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder) y el Scotiabank, confirmaron que después de 13 años finaliza el proyecto de arborización “Una Nueva Sabana” en Parque Metropolitano La Sabana.
Diego Bosque

Diego Bosque

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.