Por: Mercedes Agüero.   14 abril, 2012
 La tarifa por minuto para llamadas de telefonía fija y celular, así como los mensajes de texto se mantienen regulados. | ARCHIVO.
La tarifa por minuto para llamadas de telefonía fija y celular, así como los mensajes de texto se mantienen regulados. | ARCHIVO.

Las empresas de telefonía no podrán cobrarles a los usuarios por los servicios de identificador de llamadas ni de número privado.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) determinó que esos servicios son un derecho del usuario y deben ser gratuitos.

En la actualidad, cada una de esas facilidades cuesta ¢250.

Asimismo, la Sutel liberó 202 servicios del pliego tarifario por lo que ahora queda a discreción de los operadores si los cobran o no.

Entre estos está la reconexión del servicio por no pago el cual tiene un costo de ¢1.520.

También se liberó el cambio de tarjeta SIM para servicio celular que hoy tiene un tope de ¢1.996. Será decisión de los operadores si mantienen ese monto, lo disminuyen, aumentan o eliminan.

El cobro o no de estas facilidades queda a criterio de cada operador y quedaron fuera de regulación por que no se consideran servicios de telecomunicaciones, según lo dispuesto por la Ley de Telecomunicaciones, informó la Sutel.

Con esta medida se espera dinamizar más el mercado, precisó Carlos Raúl Gutiérrez, presidente a.í. de la Superintendencia.

“Creo que las nuevas compañías quieren que los usuarios tengan una buena experiencia de servicio con todo incluido en una tarifa competitiva y no le interesa saber exactamente cuánto cuesta el último de los tornillos comprados para dar el servicio”, aseveró.

Otros 120 servicios continuarán sujetos a las regulación de la Sutel. Por ejemplo, la tarifa tope por minuto para telefonía celular, fija y mensajes de texto.

Estos cambios entrarán a regir en los próximos días cuando se publiquen en La Gaceta .