Irene Vizcaíno. 30 agosto
Todas las operaciones de Telefónica bajo la marca Movistar pasarán a manos de Tigo, propiedad de Millicom. Foto Abelardo Fonseca
Todas las operaciones de Telefónica bajo la marca Movistar pasarán a manos de Tigo, propiedad de Millicom. Foto Abelardo Fonseca

Tigo podrá sumar a su portafolio de servicios paquetes de telefonía e Internet móvil luego de que la Sutel autorizara la compra de las operaciones que realiza en Costa Rica la empresa Telefónica, bajo la marca Movistar.

De acuerdo con un comunicado de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), se trata de una “concentración económica” solicitada por las empresas Millicom Cable Costa Rica S. A., que opera bajo la marca Tigo, y Telefónica de Costa Rica TC S. A.

“No se desprenden indicios de la existencia de potenciales efectos anticompetitivos derivados de la adquisición del 100% del capital social de Telefónica CR por parte de Millicom España", señala la resolución RCS-221-2019 del Consejo de la SUTEL.

La compra, sin embargo, no debe representar ningún trastorno o afectación de servicios para los actuales clientes de Movistar.

“La Sutel en su papel de regulador del mercado de las Telecomunicaciones, tiene la obligación de velar por el interés del usuario y garantizar la continuidad del servicio a los clientes de Movistar. Esperamos que esta operación comercial se traduzca en nuevas ofertas y servicios en beneficio del consumidor, manifestó en un comunicado Gílbert Camacho Mora, presidente del Consejo de Superintendencia.

Ahora las firmas deberán proceder con la cesión de acciones de los contratos de concesión de las frecuencias de espectro radioeléctrico, gestión que debe realizarse ante el Ministerio de Ciencia Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) como rector en la materia.

Fuera de Centroamérica

El negocio entre Telefónica y Millicom trascendió desde febrero cuando en un hecho relevante de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España se conoció que la primera había vendido todo su capital social en Costa Rica, Panamá y Nicaragua por 1.455 millones de euros; unos $1.650 millones.

Según aquel documento, en el caso de Costa Rica, Movistar obtuvo en 2018 ingresos por $253 millones y beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización por $60 millones equivalentes a casi 24% de crecimiento respecto a un año antes.

Entretanto, en Guatemala y El Salvador, las filiales de Movistar fueron adquiridas por la mexicana América Móvil, que opera con la marca Claro.

De acuerdo con datos divulgados por la Sutel en julio, al 2018, Movistar tenía en el país el 26,6% del mercado de telefonía móvil, superado por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) con su marca Kölbi, con 53,6%, pero por encima de América Móvil (Claro) con 19,2 %.

Con estos resultados, Kölbi al igual que Movistar aumentaron su participación con relación al año 2017 cuando tenían 51,8% y 26,3% respectivamente. Claro, en cambio, decreció de 21,3% a 19,2%.

Para el analista de la empresa Deloitte, Gilles Maury, la salida de la región de Movistar podría explicarse por la transformación mundial de los mercados de telefomunicaciones, por ejemplo con un nuevo ciclo que implica inversiones fuertes en redes 5 G.