Servicios

Sepa leer etiquetas en electrodomésticos para entender cuál ahorra más electricidad

Eficiencia energética de aparato podría traer ahorro en luz sobre 30% al mes, asegura Inteco

En diciembre, cuando suele circular más dinero por el pago de aguinaldos, la compra de electrodomésticos puede convertirse en oportunidad de ahorro el siguiente año o más gasto en el recibo de la luz. La diferencia está en un dato en la etiqueta del producto.

La localización del dato e interpretarlo suele ser sin embargo un misterio para el consumidor promedio, explica Alexandra Rodríguez, directora del Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco).

Sean productos hechos en Costa Rica o importados, todos incluyen una etiqueta de eficiencia energética o consumo eléctrico que declara cómo gasta electricidad el artículo. Es es la principal referencia casi siempre impresa sobre un papel de color amarillo.

Al margen del precio del aparato, sugiere Rodríguez, el consumidor debe considerar el eventual gasto en electricidad que ese papel revela. Ese gasto mes a mes, bien puede reducirse con compras de aparatos eficientes a la hora de sustituir actuales.

Rodríguez recordó que el dato de eficiencia energética se expresa como un porcentaje de cumplimiento de una norma de referencia nacional o internacional. Si la etiqueta dice “100%”, el artefacto ya es eficiente y cumple el mínimo de la norma.

Si el porcentaje es mayor a 100%, entonces es aún más eficiente y esos son los artefactos a considerar por el ahorro en el pago de la luz.

“Aquel que cumpla con el mínimo, ya es eficiente. Entonces usted como consumidor debe ir por aquellos que superen el 100% preferiblemente”, explicó Rodríguez, pero aclarando que las comparaciones deben ser entre aparatos similares.

Si la etiqueta expresa la eficiencia en letras, prefiera aquellos con letra "A" o “AA”, ya que son los más eficientes.

La funcionaria incluso recordó que este tipo de conocimiento previo permite también a los consumidores evadir sugerencias no deseadas del comercio para venderle otro aparato.

Rodríguez mencionó que en grandes tiendas de línea blanca suelen existir saldos de electrodomésticos sin demanda durante el año que el distribuidor procurará colocar en oferta en diciembre.

Sin embargo, el aparato podría ser poco eficiente.

“Este es un escenario donde se aplica aquello de que lo barato sale caro. A la larga, una oferta en el marco de diciembre no compensa el ahorro en electricidad de varios años”, comentó.

La directora de Inteco enfatizó que aparatos con más de 10 años en uso presentan una oportunidad de ahorro en el bolsillo si toca cambiarlos. Aparatos similares en la actualidad ya consumen de 30% a 50% menos de electricidad.

¿Qué aparatos son candidatos a cambiar si se presenta la oportunidad o la necesidad? “Refrigeradoras, cocinas, aires acondicionados y calentadores de agua”, enumeró Rodríguez.

“Muchas personas celebran como un gran logro tener en uso una cocina o refrigeradora con más de 10 o 15 años en uso. Si supieran de todas las mejoras tecnológicas en este tiempo y el ahorro, se lo pensarían. Una inversión ahora en uno de esos dos aparatos, fácilmente se paga en uno o dos años en el recibo de luz”, aseguró.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.