Juan Fernando Lara. 15 diciembre, 2018
Sutel recomienda a todos los usuarios de servicios ceulares que en caso de cambiar teléfono, deben revisar antes el IMEI del aparato para evitar sorpresas (Imagen con fines ilustrativos) / Jorge ARCE / LN.

Los dueños de teléfonos móviles en Costa Rica reportaron 164.000 celulares robados o extraviados este año; un repunte de 135% respecto a los 70.000 del 2017.

Esa estadística se integra una “lista negra” de celulares, la cual es alimentada operadores suscritos la Asociación Global del Ecosistema Móvil (GSMA) en el mundo.

El crecimiento en el número de reportes es una alerta para quienes compren aparatos, pues si no verifican previamente que no se trata de un teléfono robado o perdido podrían tener problemas posteriores en el servicio.

De ahí el riesgo de adquirir estos artículos en ventas informales, donde es imposible asegurar que el aparato está homologado en el país (esto es que cumple requisitos de operación legales y técnicos).

De los datos actuales, se desprende que cada mes un promedio de 13.600 usuarios reportan robos, hurtos o extravíos, según la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

Manuel Emilio Ruiz, miembro del Consejo Directivo de Sutel, atribuyó esta crecida en la estadística a varios factores pero, principalmente, al hecho de que este año hubo menos inversión en campañas sobre consejos de seguridad dirigida a nuevos usuarios de celulares.

"Por ajustes presupuestarios fue así. Obviamente no podríamos concluir de manera tajante que sea la única explicación, pero sí notamos una clara diferencia entre un año sin campañas preventivas y dos previos cuando sí tuvimos. Retomaremos con todo vigor esta divulgación en 2019″, adelantó.

Ruiz insistió en la necesidad de comprar aparatos únicamente a distribuidores autorizados y operadores telefónicos, en vez de acudir a canales informales donde “abundan copias de teléfonos perdidos o robados”.

En lista negra
En lista negra

Normalmente, explicó, comprar un celular a un operador telefónico no requiere medidas de prevención, pero estas deben extremarse cuando, por ejemplo, se compra un teléfono usado a alguien quien se deshace de su aparato actual o cuando se acude a ventas informales.

Cuando una persona reporta un celular como robado o extraviado, lo que hace es suministrarle a su proveedor de servicio una identificación de su celular llamada IMEI (del inglés International Mobile Station Equipment Identity). Este es un número de 15 caracteres pregrabado en todo celular del planeta.

El código da al aparato una identificación única y exclusiva a nivel mundial, que siempre se transmite a la red del operador del servicio cuando este se utiliza. Existe, entre otras razones, para activar funciones de bloqueo del dispositivo en caso de robo o extravío.

Con el IMEl, un operador puede bloquear un celular e impedir su uso y afectar así el servicio de alguien que compró un celular creyendo que era nuevo.

El directivo de Sutel recordó que, incluso reportado, siempre subyace la posibilidad técnica de borrar el sistema operativo a un teléfono robado o extraviado y luego reinstalarlo pero asignando a ese aparato el IMEI de otro teléfono.

Esto, recordó, explica el fenómeno de “clonación” de teléfonos en ventas informales.

“Los teléfonos traídos a Costa Rica vienen desbloqueados de fábrica por la legislación vigente. Por lo tanto, alguien dedicado al comercio fraudulento de teléfonos notará que aquellos vendidos aquí son más atractivos porque pueden usarse en otros países. Técnicamente, es una realidad que se refleja en esa lista negra”, aclaró.

Ruiz recordó que los teléfonos certificados son “garantía de servicio óptimo, legalidad en el uso y cero afectación para la red del proveedor que sí pueden verse afectadas por esta clase de teléfonos irregulares”.

¿Qué hacer para verificar y reportar?

Si usted extravía su teléfono o se lo roban, Sutel recomienda reportarlo a su proveedor para la suspensión del servicio y el bloqueo del celular. Recuerde que deberá suministrar su número telefónico y cédula de identidad.

Una vez hecho el reporte, el operador de servicios remitirá el IMEI a la lista negra y en un plazo máximo de 48 horas el aparato será bloqueado.

Para verificar si un teléfono ha sido reportado en ese listado, Sutel creó el sitio https://sutel.go.cr/pagina/verificacion-de-imei.

Los interesados deberán marcar en el teléfono *#06# para obtener el IMEI. Luego, escriben el número IMEI en la página de la Sutel.

A continuación, la plataforma en línea indicará la marca y modelo del dispositivo y alertará si está en la“lista de negra” de teléfonos robados o extraviados.

La página se creó para desestimular el robo de celulares y prevenir el uso de teléfonos perdidos porque, al ingresarse un IMEI en esa lista, el teléfono queda inservible en el país y en las redes de más de 800 operadores en el mundo que son parte de GSMA.