Armando Mayorga, Esteban Oviedo. 28 marzo
El covid-19 trajo una disminución mundial en el consumo de combustibles y, con ella, una baja en el precio.
El covid-19 trajo una disminución mundial en el consumo de combustibles y, con ella, una baja en el precio.

Aresep anunció la reducción el viernes a las 11 a. m. y rige desde este sábado: la gasolina súper amaneció ¢28 más barata y la regular, ¢26. El diésel, en tanto, cuesta ¢34 menos.

El acuerdo tomado el viernes por la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) fue enviado ayer mismo a publicación en el diario oficial La Gaceta y, por esa razón se aplica desde este sábado 28 de marzo.

Con el cambio, los precios quedan así:

--Gasolina súper pasa de ¢606 a ¢580

--Gasolina regular pasa de ¢583 a ¢555

--Diésel pasa de ¢498 a ¢464.

El gráfico evidencia cómo entre un año y otro el precio del diésel cayó, mientras el de la gasolina se mantiene igual.

A principios del 2019, un litro de diésel costaba ¢524 y hoy son ¢464 (¢60 menos). La súper, en tanto, estaba en ¢580, el mismo precio de hoy.

Aresep justifica la reducción de tarifas por dos factores.

“Este ajuste se fundamenta principalmente en la disminución que sufrieron los precios internacionales de los productos importados por Recope. La disminución del precio internacional obedece a dos factores significativos con impacto mundial: el primero, por la propagación del covid-19 que ha incidido en una caída en la demanda de petróleo, y el segundo factor, por un aumento en la producción de petróleo en Arabia Saudita”, informó la Aresep el viernes.

La reducción del precio se aprobó y publicó justo en el día en que el presidente Carlos Alvarado anunció la intención del Gobierno de enviar un proyecto de ley a los diputados para sacar provecho a la baja en el costo internacional de los combustibles.

La intención es mantener las tarifas tal y como están (aunque mundialmente bajen) y el resultante de ese diferencial destinarlo a los trabajadores despedidos o que vieron reducida su jornada e ingresos por la crisis que provoca el coronavirus.

Hasta el momento, según el Gobierno, 200.000 personas han perdido su trabajo en el sector turismo y 109.000 en el sector de restaurantes.