Marlene Acuña asumió en mayo, por lo que ejerció el cargo menos de tres meses

 26 julio, 2014
María Elena Cubero, de 74 años y vecina de Paraíso, se levanta temprano para recoger agua cada día. | JOHN DURÁN.
María Elena Cubero, de 74 años y vecina de Paraíso, se levanta temprano para recoger agua cada día. | JOHN DURÁN.

Cartago. La alcaldesa de Paraíso, Marlene Acuña, presentó su carta de renuncia al Concejo Municipal el martes pasado, según confirmó ayer la vicepresidenta municipal, Luz Cristina Vargas.

Acuña, quien ejerció el cargo menos de tres meses, se va en medio de una crisis generada por la falta de agua potable en este cantón.

Entre las razones para el racionamiento se menciona el auge en la construcción de urbanizaciones, lo que ha impactado la demanda del líquido en la zona.

En mayo pasado, Vargas declaró a La Nación que “prácticamente la ciudad está sin agua, algunos barrios reciben el líquido por unas pocas horas; a otros, ni siquiera eso, y se ha llegado a un extremo que el pueblo está a punto de sublevarse contra esta situación”.

Su paso. Acuña había asumido el puesto el 1.° de mayo anterior, tras la renuncia del entonces alcalde Jorge Rodríguez, quien dejó el ayuntamiento para asumir su curul de diputado en el Congreso.

En el periodo que ejerció, Acuña enfrentó críticas, protestas y hasta bloqueos de calles por parte de los pobladores de Paraíso debido a la escasez de agua en algunos sectores del cantón, sobre todo en el distrito de Llanos de Santa Lucía.

Precisamente, la funcionaria alegó problemas de salud derivados del estrés por esta situación como el motivo para su renuncia.

“Esto (carencia de agua) me ha generado mucho estrés, me encontré un problema donde yo no tenía nada que ver y para el que he buscado soluciones de emergencia. Hicimos todos los esfuerzos para solucionar ese problema heredado”, contó Acuña en una entrevista en su despacho con un equipo de La Nación , el 20 de junio de este año.

Primera mujer. Acuña fue la primera mujer en ocupar la alcaldía de este cantón cartaginés.

Por eso, la vicepresidenta municipal lamentó su salida y opinó que, en este caso, se dio lo que denominó como un “machismo inusitado”.

“Cuando hubo hombres al frente de la alcaldía nadie llegaba a hacer protestas ni a ofender”, resaltó.

Por ahora, se conoció que Acuña volverá a ocupar su plaza en propiedad en el Patronato Nacional de la Infancia (PANI), en la sede de Cartago, donde antes laboraba como trabajadora social.

En tanto, en la municipalidad ella será reemplazada por el segundo vicealcalde, Fernando Chaves Rosas, un agricultor y dirigente comunal del distrito de Cachí.

Etiquetado como: