Relator de ONU sugiere equipo neutral para hacer consulta indígena

James Anaya visitó zonas aborígenes en Buenos Aires el fin de semana anterior

Un equipo neutral de facilitadores debe vigilar el proceso previo a la consulta indígena sobre el Proyecto Hidroeléctrico Diquís (PHED).

Esa fue la sugerencia hecha ayer al Gobierno por James Anaya, relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), quien está de visita en el país.

Anaya se reunió con Carlos Roverssi, canciller a. í., y representantes de la primera vicepresidencia de la República. El fin de semana tuvo una cita con indígenas de la zona en conflicto por el plan del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), en el poblado de Térraba de Buenos Aires, Puntarenas.

La entidad pretende desarrollar el gigantesco proyecto hidroeléctrico, que abarcaría incluso 900 hectáreas de territorios indígenas, para generar 650 megavatios.

El Gobierno debe impulsar la consulta a las comunidades relacionadas con el proyecto.

Confianza. Tal y como explicó Roverssi, la recomendación de Anaya es buena pues ayudará a generar confianza entre los indígenas.

“Esto es un camino muy complicado que amerita prudencia. Cada paso debe generar mucha confianza”, explicó el funcionario.

Agregó que, siguiendo con las recomendaciones, el Gobierno trabaja en la creación de una comisión de especialistas sin participación del ICE ni de los nativos.

Mientras tanto, Enrique Rivera, del Frente de Defensa de los Derechos Indígenas, criticó las acciones del Gobierno en este caso.

“El mismo ( Estado) se ha encargado de no crear ni el clima de confianza ni de buena fe que promulgó el año pasado en el momento que el ICE anunció su salida de nuestro territorio”, dijo.

Anaya señaló que hoy tendría otras reuniones y en ellas se verían las características que tendrá la consulta a los indígenas.

Se le consultó sobre el costo y los plazos en que se realizaría; sin embargo, declinó adelantar los detalles que se vieron en la reunión.

Proceso. El año pasado, la Asociación de Desarrollo Integral del Territorio Indígena de Térraba interpuso una demanda ante el Juzgado Contencioso Administrativo, tras la negativa del ICE de salir de la zona de construcción.

En abril del año anterior, el experto de la ONU estuvo en el país y se reunió con autoridades del ICE y del Gobierno. Después de esa cita el ICE desalojó la zona.

Esa fue la principal condición de los lugareños para comenzar el diálogo sobre la represa.

Aunque el ICE dejó la zona, el proyecto se mantuvo vigente. El Instituto espera el mes entrante entregar a la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) el primer avance del estudio de factibilidad ambiental de la represa.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.