Juan Fernando Lara. 8 abril
Alejandro Muñoz, presidente de Recope, el pasado mes de febrero en San José en la presentación del Plan Nacional de Descarbonización. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.
Alejandro Muñoz, presidente de Recope, el pasado mes de febrero en San José en la presentación del Plan Nacional de Descarbonización. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.

El presidente ejecutivo de Recope aseguró este lunes que la entidad estatal atendería los reclamos por posibles daños en los vehículos que utilicen la futura mezcla de gasolina súper con etanol.

“Estamos dispuestos a recibir a todos los ticos a quienes revisaremos con mucho gusto por cualquier falla que digan se deba al uso de etanol y detallarle a cada conductor qué pasó”, aseguró Alejandro Muñoz Villalobos, en conferencia de prensa ligada a la mezcla que la entidad lanzaría el otro mes.

Ante consultas de La Nación, el funcionario no respondió si este tipo de atención derivaría, eventualmente, en el pago de indemnizaciones o reparaciones.

La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) advirtió el jueves anterior a propietarios de vehículos, transportistas de combustible y estaciones de servicio que deberán acondicionar sus equipos antes de utilizar la gasolina mezclada con etanol, que la entidad prevé vender a partir del 29 de mayo.

La nueva gasolina llamada ECO95 sustituirá a la gasolina súper y su precio sería de ¢613,05 por litro; una diferencia de ¢7 menos respecto al costo actual al retirarse 8% de gasolina para sustituirlo por etanol.

Consultado si los usuarios tendrían opción de comprar gasolina súper sin etanol, Muñoz lo descartó por completo.

El etanol se añade a la gasolina en diferentes porcentajes para reducir el consumo de combustibles fósiles y gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global de la Tierra.

Sin embargo, ese alcohol remueve partículas adheridas en las paredes del tanque de gasolina, las cuales pueden obstruir filtros e inyectores del motor; incluso dañar partes suaves como mangueras, sellos y empaques.

Tales efectos generaron rechazo de los consumidores en pruebas realizadas en el pasado.

Además, su adición merma la eficiencia por kilómetro del hidrocarburo consumido, lo que conduciría a elevar el gasto con combustible.

De todos modos, Muñoz insistió en que todo saldrá bien y los usuarios deberían estar tranquilos porque, según alega, Recope acumula dos años de pruebas de laboratorio en motores que usaron etanol mezclado con gasolina.

Según el funcionario, Recope contabiliza más de 144 pruebas distintas en motores, “para que no quepa duda que la mezcla es exitosa y los consumidores no tendrán problemas”.

Sin embargo, Muñoz también admitió que empezaron a probar la mezcla en unos 25 vehículos de la Refinadora hace unos dos meses y, por ahora, hay “resultados no concluyentes que son coherentes con las pruebas de laboratorio”.

Dos agencias del Gobierno de Estados Unidos confirman que usar etanol como aditivo en la gasolina reduce el rendimiento del combustible en comparación a gasolina pura.

Ante ese cuestionamiento, el vocero insistió en que el rendimiento de los vehículos no debería bajar, pero sí admitió que “hay estudios que dicen que bajan un poquito y nosotros hicimos nuestra propia verificación y el torque (fuerza de torción de un motor), la potencia y el consumo no bajó”.

Ante preguntas de si Recope iba a divulgar cómo ha realizado los estudios (metodología, muestra, modelos y años de los vehículos y otras variables), la entidad cambió de parecer y afirmó que los divulgará este martes.

Esas pruebas, agregó el funcionario, se extenderían al menos un mes más.

Concurso y cuestionamientos

El jerarca aseguró que hace una semana abrió un concurso internacional para invitar a empresas a proveer el etanol que usaría en Costa Rica.

Según él, la interesadas en proveer el etanol incluyen Vitol (Suiza), Valero Energy Corporation (de EE. UU.), Cremer Oleo (Alemania), Murex (EE. UU.), Repsol (España), Trafigura (Suiza), Colmar (Suiza) y la Liga Agrícola Industrial de la Caña (Laica) de Costa Rica.

Cuestionado de porqué no se divulgó públicamente la oferta, Muñoz aclaró que se trató de un concurso internacional y no una licitación pública.

“Nosotros participamos a aquellos oferentes que están registrados en Recope, que tienen que aportar una serie de datos que deben analizarse en nuestras oficinas y ser aprobados. Sobre esta base de datos se invita y de esos se reciben ofertas”, aclaró Muñoz, quien declinó proveer datos económicos del concurso.

Las explicaciones de Muñoz Villalobos llegaron el mismo día cuando varios políticos cuestionaron abiertamente el uso de etanol en Costa Rica.

Por ejemplo, la exdiputada del partido Movimiento Libertario, Natalia Díaz, interpuso un recurso de amparo ante la Sala Constitucional contra Recope, donde solicitó la suspensión de la distribución y venta de la mezcla de etanol, “por su arbitraria imposición de obligarnos a utilizarla”.

El área de prensa de la Sala Constitucional confirmó el ingreso de esa gestión.

También el diputado Pedro Muñoz, del partido Unidad Social Cristiana, confirmó a este diario su intención de presentar este lunes un recurso de amparo contra la iniciativa de Recope.

Su argumento, explicó, es que la mezcla podría atentar en contra de la propiedad privada de los consumidores y porque “no hay estudios que concluyan que para el caso de Costa Rica estas mezclas sean menos contaminantes, tomando en consideración todo el proceso de producción, transporte y consumo”.

Además, el diputado Roberto Thompson y la diputada Franggi Nicolás, de Liberación Nacional, presentaron este lunes una moción en la Comisión de Ingreso y Gasto Público para convocar a una audiencia a los jerarcas de la Recope para aclarar dudas sobre ECO 95.

Las dudas de los legisladores recaen en las motivaciones para seleccionar los porcentajes de mezcla a ofrecer, las actualizaciones de los presupuestos de inversión, o los estudios técnicos para definir el rendimiento de los combustibles o la contaminación que produce.