Servicios

Recaudación con venta de gasolina para bonos Proteger se fue a pique en junio

Congelamiento del precio del carburante ha dejado ¢14.900 millones al cabo de 11 semanas de regir la medida, pero de ese monto, ¢10.466 millones (70% del total) se consiguieron en mayo

La captación de fondos para los bonos Proteger provenientes del congelamiento del precio de las gasolinas se vino a pique durante el mes de junio.

Con la medida, que tiene 11 semanas de regir, se han recaudado ¢14.900 millones. De ese monto, un total de ¢10.466 millones (70% del total) se consiguieron en mayo, mientras en junio ingresaron ¢4.434 millones.

La baja es resultado de una reducción en la venta y el efecto de dos ajustes extraordinarios en el precio de los hidrocarburos.

La Ley de protección a las personas trabajadoras durante la emergencia nacional por covid-19 (Ley N° 9840) ordenó mantener fijo el precio local de la gasolina súper y de la regular de modo que, cuando baje el costo internacional de ambos carburantes, no baje para los consumidores.

La diferencia se traslada a los subsidios estatales destinados a trabajadores afectados por las medidas económicas adoptados por la pandemia, como suspensión de contratos laborales, reducción de jornada, o caída de sus ingresos.

El congelamiento de precios para los consumidores, según el artículo 4 de la normativa, se aplicaría por tres meses. La medida entró a regir el 28 de abril, pues la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) debía realizar los cálculos.

A partir de ese día, el litro de gasolina súper quedó en ¢580 y el de regular, en ¢555.

Durante la discusión de la ley, los diputados consideraron incluir también al diésel, pero al final lo excluyeron para aliviar costos a sectores productivos dependientes de ese combustible.

Una vez vigente el congelamiento de precios, la venta de gasolina súper aportó ¢5.403 millones al bono Proteger en el primer mes, mientras la gasolina regular generó ¢5.063 millones; para un total de ¢10.466,7 millones, según datos de Aresep.

Sin embargo, las ventas de ambos combustibles solo recaudaron ¢4.434 millones para esa subvención entre el 6 de junio y el 4 de julio pasados, revela una nueva actualización de la Autoridad.

Razones de la baja

Uno de los factores que explica la baja en la recaudación de fondos para el subsidio es la caída en las ventas de ambas gasolinas durante ese lapso, como lo reflejan los datos disponibles.

De acuerdo con los registros de Aresep, en mayo pasado se vendieron 49 millones de litros de gasolina súper y 50,4 millones de litros de regular.

En tanto, del 6 de junio al 4 de julio, se vendieron 36,4 millones de litros de súper y 36,5 millones de regular, lo cual equivale a una caída de 25,6% y 27,5%, respectivamente.

Otro factor que incide es el cambio en el precio, pues cuando el plan arrancó, el 28 de abril, por cada litro de gasolina súper vendido se destinaban ¢122,51 a bono Proteger y ¢112,88 en el caso de la regular.

Sin embargo, a partir del 15 de mayo, ese margen bajó a ¢103 y ¢93, respectivamente, al entrar en vigencia un ajuste extraordinario de precios de la Aresep.

A partir del 20 de junio, ese margen se redujo aún más hasta situarse en ¢28,6 por litro de súper y ¢23,38 en regular, debido a otro ajuste extraordinario de precios.

Esto supone una merma de 76,6% en el margen de recaudación por litro de súper vendido y de 81% en el caso de la regular.

Posibles cambios

Según la Ley 9840, el congelamiento de precios expiraría el 22 de julio, pero la medida podría prorrogarse de manera inmediata y por una única vez otros tres meses, mediante decreto ejecutivo, tal y como lo señala el artículo 4.

De ser así, el congelamiento de tarifas se extendería hasta el 22 de octubre.

No obstante, si los precios internacionales de esos hidrocarburos siguen al alza, el mismo artículo indica que cuando ya no exista una diferencia susceptible de trasladarse al bono (por alzas en los precios externos de las gasolinas), la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) dejará de transferir recursos al Ministerio de Hacienda dirigidos a Proteger.

En tal caso, Recope aplicará un ajuste extraordinario de precios regular en las gasolinas, el cual sí se trasladará a los consumidores.

El efecto sería que los precios congelados desde abril sean ajustados ante una crecida en los costos de compra e importación al país.

Según la metodología de cálculo tarifario aprobada por Aresep, Recope debe solicitar un ajuste extraordinario de precios cada segundo viernes de mes, lo que aplica este 10 de julio.

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.