Por: Diego Bosque 10 marzo, 2015

Restablecer el servicio de ferri entre Puntarenas y playa Naranjo se atrasaría por las condiciones del tiempo.

Los viajes en ferri fueron suspendidos desde el pasado domingo, por daños en la rampa de atraque y desatraque de la terminal ubicada en playa Naranjo.

Luis Fernando Coronado, director de la División Marítima Portuaria del MOPT, manifestó que si persisten los fuertes vientos y el oleaje en la zona, la reapertura del servicio podría tardar más de tres semanas.

El MOPT planea construir un acceso provisional en tres semanas. Los arreglos comenzarían el próximo lunes.

Los vientos causaron daños en rampa de acceso. | M. BRENES
Los vientos causaron daños en rampa de acceso. | M. BRENES

“No es lo mismo trabajar en tierra que en agua, la operación es más lenta; hay que tomar medidas y que el viento nos deje”, explicó Coronado.

Al mismo tiempo, el MOPT levantará una rampa definitiva, la cual estará lista en dos meses.

Según datos de Coonatramar, empresa encargada del servicio, trasladan 600 personas por día.

“Tenemos cuatro servicios al día en cada sentido, y la capacidad de la embarcación es de 33 vehículos”, afirmó Maribel Brenes, gerenta de Coonatramar.

Las rutas alternas disponibles son cruzar por el puente de La Amistad o tomar el ferri a Paquera y conducir 24 kilómetros por un camino de lastre.

Etiquetado como: