Juan Fernando Lara. 23 agosto
Vista de la autopista General Cañas, el pasado mes de mayo. Los conductores del país percibirán la próxima semana un alivio en su gasto de combustible debido a la rebaja aprobada por Aresep. Foto: Rafael Pacheco
Vista de la autopista General Cañas, el pasado mes de mayo. Los conductores del país percibirán la próxima semana un alivio en su gasto de combustible debido a la rebaja aprobada por Aresep. Foto: Rafael Pacheco

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) aprobó este viernes una rebaja de ¢61 en el precio del litro de gasolina súper y de ¢57 en el de la regular, que entrará a regir la próxima semana.

En el caso del diésel, también autorizó una merma de ¢17 por litro.

Con este ajuste, el precio por litro de la gasolina súper pasaría de ¢692 a ¢631; el de regular de ¢666 a ¢609 y, en el caso del diésel, pasaría de ¢543 a ¢526.

Para los usuarios de gasolina súper, la rebaja supone un ahorro de ¢2.795 por cada 45 litros de carburante respecto a los precios vigentes hoy. En regular, equivale a ¢2.565 menos y en diésel a ¢810.

La Aresep remitirá la resolución al diario oficial La Gaceta. Una vez que esta sea publicada, posiblemente durante la próxima semana, entrará a regir el cambio de precios.

La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) atribuyó este ajuste extraordinario a dos causas: disminuciones en el precio internacional de los derivados importados a Costa Rica y al rezago tarifario.

Ese rezago consiste en una distorsión en el precio que pagan los consumidores locales por la espera de más de un mes, entre el día en que se calcula el precio de cada carburante y el momento en que entra a regir.

Recope manifestó en un comunicado que ese diferencial de precios se calcula en los meses de febrero, abril, junio, agosto, octubre y diciembre.

“En este estudio se realiza dicha actualización, cuyo resultado aumenta la rebaja en el precio internacional de las gasolinas y aumenta la rebaja en el diésel”, señaló la Refinadora en un comunicado hace 15 días.

Este ajuste extraordinario corresponde a una solicitud que Recope plantea cada segundo viernes de mes en el que se revisan los precios para cada producto importado al país. En tanto, los ajustes por rezago son cada dos meses.

Para ello, la metodología vigente indica que se considere el comportamiento del precio internacional de cada combustible refinado (no del petróleo) de los 15 días anteriores, así como la variación del tipo de cambio del colón frente al dólar.

Este próximo 13 de setiembre, Recope volverá a solicitar un ajuste de precios.