Juan Fernando Lara. 2 mayo
La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) solicitó el 12 de abril anterior este ajuste extraordinario, el cual atribuyó a un repunte de 18% en los precios internacionales de los derivados importados al país. Fotografía: José Cordero
La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) solicitó el 12 de abril anterior este ajuste extraordinario, el cual atribuyó a un repunte de 18% en los precios internacionales de los derivados importados al país. Fotografía: José Cordero

Este fin de semana empezará a regir un alza aprobada por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) con la cual se eleva de ¢618 a ¢691 el precio por litro de gasolina súper.

El ajuste también varía de ¢602 a ¢669 la gasolina regular y de ¢542 a ¢568 en el caso del diésel.

Con el cambio, adquirir 45 litros de gasolina súper demandará ¢3.285 más entre el precio vigente hoy y el nuevo al pasar esa cantidad de litros de ¢27.810 a ¢31.095.

En el caso de la regular, la misma cantidad de combustible supondrá un adicional de ¢3.015 (pasa de ¢27.090 a ¢30.105) y, en el diésel, de ¢1.170 al incrementarse la compra de ¢24.390 a ¢25.560.

Los ajustes de ¢73 por litro en súper, de ¢67 en regular y ¢26 en diésel regirán al día siguiente de publicarse en el diario oficial La Gaceta la decisión de la Aresep; lo cual ocurrió en el transcurso del viernes en un alcance digital.

La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) solicitó el 12 de abril anterior este ajuste extraordinario, el cual atribuyó a un repunte de 18% en los precios internacionales de los derivados importados al país.

Otro aspecto que impacta el bolsillo de los consumidores, explicó Recope, es el llamado diferencial de precios o rezago.

(Video) ¿Cómo funciona el mercado internacional del petróleo?

Ese rezago consiste en una distorsión en el precio que pagan los consumidores locales por la espera de más de un mes, entre el día en que se calcula el precio de cada carburante y el momento en que entra a regir.

El mismo surge por la lentitud con que se indexan los precios de venta internos frente a los precios internacionales; lo cual ocasiona que, día a día, el precio de importación (costo), sea diferente al precio de venta.

En algunas ocasiones, esa actualización del rezago en los precios amortigua el impacto de los ajustes en el bolsillo de los consumidores. Recope; sin embargo, aclaró que en este caso la actualización es en contra de los usuarios.

Solo por concepto de rezago, el aumento aprobado a Recope contempla ¢20,5 por litro en la gasolina súper, ¢17 en la regular y ¢21 al diésel.

Este ajuste de precios es la segunda subida para los hidrocarburos en este 2019, luego de cuatro rebajas consecutivas trasladas al bolsillo de los consumidores desde noviembre anterior.

El alza llevará a los consumidores a pagar precios semejantes a los vigentes en noviembre del 2018, cuando los hidrocarburos alcanzaron los precios más altos de los últimos dos años.

En aquel mes, antes de iniciarse la seguidilla de rebajas, la gasolina súper alcanzó un precio de ¢694 por litro. Luego, bajó hasta ¢580 en enero de este año y, ahora, volverá a subir.