Servicios

Políticos cartagineses objetan proyecto que llevaría agua a 600.000 personas

Políticos del cantón de Paraíso, en Cartago, se oponen al proyecto de acueducto Orosi II, el cual busca traer agua a 600.000 personas en la gran área metropolitana (GAM).

La obra agregaría 2,5 metros cúbicos por segundo desde el distrito paraiseño de Orosi a la cañería metropolitana que abastece Cartago y gran parte de San José.

No obstante, políticos locales están disconformes bajo el argumento de que el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) no ha escuchado sus inquietudes ambientales.

Tan es así que solicitaron a la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) evaluar la posibilidad de no darle permiso al AyA para efectuar la obra.

Yamileth Astorga, presidenta del AyA, se declaró profundamente sorprendida de tales posturas pues afirma que llevan más de dos años en un proceso de divulgación y atención de consultas con las comunidades involucradas.

El regidor municipal de Paraíso, Alexander Mata, aseguró que “hay muchas cosas en ese tema de impacto ambiental que no sólo afectan la flora y la fauna de la región, sino que podrían poner en peligro de deslizamientos a la comunidad oroseña”.

Según Mata, el Concejo municipal y la alcaldesa, Laura Morales, estarían en contra del plan de distribución de agua porque, aseguran, el cantón de Paraíso recibiría 38 litros de líquido por segundo, mientras que a otras municipalidades de Cartago, se les dotaría de mayor cantidad.

El regidor asegura que a Cartago se le asignaron 131 litros por segundo, al Guarco 150 litros por segundo y a La Unión 61 litros por segundo. Para Morales y Mata, esto sería inaceptable el líquido emana de Orosi.

En tanto, la presidenta del AyA dijo: “Nos sorprendió muchísimo porque nos llegó una nota de la Setena a mitad de agosto solicitando una respuesta a una indisposición de líderes de Cartago".

"Contestamos que nuestra solicitud de viabilidad ambiental detalla toda clase de acciones de mitigación de impacto ambiental y antecedentes con registros, que prueban cómo sí hemos conversado con las comunidades”, enfatizó Astorga.

Según la jerarca, llevan tres años de reuniones y talleres con municipalidades, asociaciones de desarrollo y dueños de terrenos por donde pasarían tuberías. Afirma, por ejemplo, que en el 2017 el AyA organizó ocho actividades, en el 2018 otras 28 y, en lo que va del año, diez.

“Todo lo tenemos muy bien documentado justo porque es clave en estos procesos. Creo que sí hemos tomado muy en cuenta a las comunidades, pero también noto hoy nuevos actores quienes no han participado en las reuniones y eso retrotrae el esfuerzo”, añadió.

Astorga reconoce que hay una campaña política por las elecciones municipales del próximo año y que en Paraíso ha faltado agua en el pasado.

“Es natural que hayan dudas. No sabemos de dónde surgen estas nuevas inquietudes ahora, pero estamos con la mayor disposición de ir de nuevo, conversar, aclarar dudas y generar confianza en cuanta comunidad cartaginesa sea necesario”, concluyó.

Obra prevista

Según lo anunciado por el AyA, este proyecto ayudará a solventar la escasez de agua en Cartago y varios cantones de San José

La intención del AyA es que la construcción de Orosi II se inicie en junio del 2021 y entre en operación en el 2025.

El proyecto, cuyo costo es de $340 millones, incluye obras para captar el agua, potabilizarla y conducirla hasta integrarla con el acueducto metropolitano.

Esas trabajos implican la construcción de tres túneles, una planta de tratamiento, una minicentral eléctrica y varias estaciones de válvulas y tanques que permitirían hacer la integración.

Además, se realizaría una serie de obras de interconexión para dotar de líquido las zonas aledañas al proyecto.

La idea, aseguraron las autoridades del AyA, no es solo atender la demanda actual, sino la futura hasta el 2041. Orosi II beneficiaría a unos 600.000 habitantes.