Yeryis Salas.   1 febrero
El operativo de tránsito cerca de escuelas y colegios irá del 6 al 22 de febrero. Cabe la posibilidad de que los controles se extiendan en algunos centros educativos. Foto: La Nación

La Policía de Tránsito vigilará 63 centros educativos con alto riesgo de accidentes durante los primeros días de clases.

El operativo iniciará con la entrada a clases (prevista para el miércoles 6 de febrero) y terminará el viernes 22 de febrero, pero no se descarta la permanencia de oficiales en sitios específicos por más tiempo.

Los oficiales atenderán puntos como las escuelas Pilar Jiménez (Goicoechea), la de Taras, en Cartago; la de Casa Mata y La Cangreja, en la ruta 2; la Juan Arrieta, en Grecia; la Guadalupe, en Liberia, y la Cristóbal Colón, en Limón.

También habrá especial atención en centros educativos de Siquirres, Río Claro, San Carlos, Santa Cruz y Esparza.

Los oficiales se enfocarán en facilitar el ingreso y salida de estudiantes, vigilar que se respete el límite de velocidad de 25 km/h en zona escolar, evitar el estacionamiento indebido, y revisar que estudiantes y padres crucen en las esquinas.

Además, multarán el transporte ilegal de estudiantes, conducción sin licencia (1.210 choferes fueron sancionados en el operativo del 2018) y el irrespeto al señalamiento vial (678 boletas en el 2018).

El director de la Policía de Tránsito, German Marín, explicó que las escuelas y colegios fueron elegidos con base en estadísticas de accidentes, y también se consideró si estaban ubicados frente a carreteras de alto flujo vehicular.

Marín recalcó que Tránsito atenderá centros educativos adicionales si las circunstancias lo ameritan.

“Parece increíble, pero incluso con presencia de oficiales, muchos conductores se la juegan; estacionan indebidamente, de hecho, el año pasado multamos 449 personas durante la entrada a clases.

“Peor todavía, se saltan altos, exceden la velocidad, llevan niños sin dispositivos de retención. Entonces, vamos a enfocarnos en proteger a los niños y parte de ese cuido implica sancionar a quien no entienda que debe bajar la velocidad frente a las escuelas, por ejemplo”, aseveró.