18 octubre, 2012

San José (Redacción).Un colegio de San José recibió una visita inesperada de la policía esta mañana, con el objetivo de investigar la eventual presencia de drogas dentro del centro educativo.

Los oficiales sorprendieron a estudiantes y profesores con un un perro de la Unidad Canina K9, que olfateó sus bultos, pupitres y demás pertenencias.

No obstante, para tranquilidad de todos, no encontraron ni rastro de sustancias ilícitas.

Esta acción forma parte del Programa Regional Antidrogas (PRAD), que ya suma 359 operativos este año.

La revisión se da a dos semanas de que el Ministerio de Educación Pública comenzara a distribuir entre los profesores protocolos para atender situaciones de violencia, entre ellas, tenencia de drogas.