Daniela Cerdas E..   23 marzo
El PANI informó de que la recepción de denuncias se hará por la vía electrónica a través de teléfonos y correos de oficinas locales, redes sociales y el 9-1-1. Foto Jeffrey Zamora.

A partir de este miércoles 25 de marzo, las visitas de familiares a menores de edad que se encuentran bajo protección en albergues del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) se suspenderán debido a la emergencia por covid-19.

En su lugar, la institución implementará un sistema alternativo de uso de tecnologías para garantizar la comunicación familiar.

Así lo informó la institución por medio de un comunicado en el que indicó que el equipo interdisciplinario de las 52 Oficinas Locales se estará comunicando con los padres y madres, para explicarles el procedimiento a seguir y mantener la comunicación virtual con sus hijos e hijas, durante el periodo que permanezca la medida adoptada.

“El régimen de convivencia familiar forma parte de los procesos administrativos y judiciales, por lo que se garantizará la comunicación alternativa, por ello se estará dotando a cada uno de los 46 albergues de teléfonos celulares que permitan a los niños, niñas y adolescentes hacer llamadas y video llamadas a sus padres, madres y familiares”, explicó la institución en el comunicado.

Otras medidas

El PANI informó de que la recepción de denuncias se hará por la vía electrónica a través de teléfonos y correos de oficinas locales, redes sociales y el 9-1-1.

La denuncia presencial será solo para casos de emergencias y las consultas pueden hacerse por teléfono, correo electrónico, líneas gratuitas 1147 y 800-2262626, www.pani.go.cr y redes sociales.

“La audiencia oral y privada del Proceso Especial de Protección (se refiere a la separación temporal de las personas menores de edad de su familia) será sustituida por audiencia escrita, ante la oficina local. Las oficinas locales continuarán atendiendo solamente emergencias en forma presencial”, indicó la institución.

Se restringen las visitas domiciliarias de los funcionarios a las casas de habitación, solamente en las prioridades más altas. Para ello, se coordinará con autoridades de salud en cada región. El seguimiento de los demás casos, se realizará por medios electrónicos.

A la fecha, el país registra 158 personas contagiadas por covid-19.