Juan Diego Córdoba. 14 febrero
El Patronato Nacional de la Infancia digitalizará 50 millones de folios correspondientes a las historias de 23.000 expedientes de menores de edad tutelados por la institución. Fotografía: Mayela López
El Patronato Nacional de la Infancia digitalizará 50 millones de folios correspondientes a las historias de 23.000 expedientes de menores de edad tutelados por la institución. Fotografía: Mayela López

Historias de abandono y maltrato, pero también de encuentros y reinicios están guardados en 50 millones de folios, que el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) digitaliza.

La intención es que el papel desaparezca de todas las oficinas locales y sean sustituidas por expedientes electrónicos que permitan agilizar procesos, como por ejemplo, las adopciones, como fue planteado por el Gobierno en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022.

Ese traslado del papel a los documentos digitales debería estar completa para finales de este año.

“El interés es que los niños no permanezcan mucho tiempo en el PANI, si ya no pueden regresar con sus familias”, manifestó Patricia Vega, ministra de la Niñez, Patricia Vega.

Con la plataforma mejorarían no solo los tiempos de acción del Patronato, sino también el seguimiento judicial que se le debe dar a cada menor para ser dado en adopción.

En el año 2018, los juzgados de familia avalaron 123 entregas a familias de menores que estaban bajo tutela del Patronato, 17 fueron acogidos por familias extranjeras.

A finales del año pasado, el Patronato atendía a 4.448 menores de edad en situación de abandono o apartados temporalmente de su familia, a la espera de que resolvieran problemas que vulneraban sus derechos.

Los menores del PANI
Los menores del PANI
Huellas y rostros

Los expedientes digitales de los menores de edad protegidos por el Patronato en albergues, organizaciones no gubernamentales y familias temporales, por primera vez incluirán fotografías y huellas digitales.

Esta medida, de acuerdo con la ministra. además de facilitar acciones contra posibles casos de tráfico de menores, permitirá sensibilizar a todo el personal vinculado con la atención de estos niños, como psicólogos o trabajadores sociales.

“Es algo que los funcionarios tienen que sentir. Usted no es el expediente OL525-2019, sino que es un bebé, un niño, un adolescente... Esa sensibilidad es importante para el PANI”, aseguró Vega.

Una vez el Patronato tenga instalada la nueva plataforma digital, los trabajadores sociales y psicólogos podrán actualizar los datos de los menores a tiempo real, mediante dispositivos móviles como tabletas o teléfonos inteligentes.

Normalmente, los especialistas deben llegar a las oficinas para revisar y trabajar con archivos físicos. Pronto, la información estará en línea al instante.

El desarrollo de esta plataforma en línea el PANI costará $1 millón. Además del expediente digital, la herramienta integrará los sistemas de finanzas, proveedores y de recursos humanos de la institución, que hasta el momento funcionaban por separado.