Patricia Recio. 10 enero
La nueva terminal puede realizar hasta 40 movimientos por hora. foto Alonso Tenorio

La nueva Terminal de Contenedores de Moín ya atendió más de 40 barcos portacontenedores desde que recibió permiso, en octubre, para poner a operar su primer puesto de atraque.

Esas atenciones representan además de $750.000 correspondientes al canon de concesión, que la empresa APM Terminals, debe pagar al Estado y que deben utilizarse en el desarrollo de la provincia de Limón.

La concesionaria aseguró que el pago de ese rubro se ha hecho según las fechas contractuales.

Ese dinero tiene que ser administrado por la Junta de Administración Portuaria de la Vertiente Atlántica (Japdeva), sin embargo debido a que esa institución no logró conformar a tiempo el fideicomiso donde se depositarían los recursos, de momento están siendo manejados en un “fideicomiso puente” del Consejo Nacional de Concesiones.

La empresa además calificó las operaciones realizadas hasta ahora como “récord” pues se acumulan más de 3.000 movimientos de estiba y descarga y se logró un 100% de operación.

“Nos sentimos orgullosos y queremos extender una felicitación a nuestro personal limonense, el cual recientemente alcanzó un nuevo récord, llegando a 40 movimientos por hora por grúa”, manifestó el director de APM Terminals, Kenneth Waugh.

A partir de febrero, cuando entre en operación el segundo puesto de atraque, la concesionaria tendrá capacidad de atender todos los barcos portacontenedores que lleguen a Moín.

El contrato de concesiones establece que, una vez que se habiliten ambos puestos todos los servicios conocidos como fully cellular serán trasladados a la TCM. Actualmente solo llegan ahí las navieras que así lo prefieran, mientras también pueden acudir al muelle que administra Japdeva.

La inauguración de dicho puesto está prevista para el 28 de febrero.

En los primeros meses de operación, la concesionaria ha atendido en su primer puesto de atraque todos los servicios navieros que se han trasladado hacia la TCM. Una vez que se inaugure el proyecto, con ambos puestos de atraque en operación, la terminal tendrá capacidad para recibir todos los barcos portacontenedores que lleguen a Moín.

De acuerdo con información de la empresa, actualmente las obras en la terminal tienen un 99% de avance y aún falta terminar detalles como la colocación de 50 metros de malla perimetral y revisión de sistemas de operación.

Waugh agregó que adicionalmente se está entrenando a los transportistas para el ingreso y la obtención de citas para carga y descarga de mercadería

“Ya los transportistas llegan con su cita, acuden en el momento exacto y saben cuál es el proceso de entrada. Esto ha simplificado la movilización de mercaderías en la terminal”, comentó el gerente.