Yeryis Salas. 18 octubre, 2018
En este lote en Salitral Desamparados se va a construir el condominio La Arboleda. Foto Alonso Tenorio
En este lote en Salitral Desamparados se va a construir el condominio La Arboleda. Foto Alonso Tenorio

La Municipalidad de Desamparados se sustenta en un transitorio de su Plan Regulador para aprobar un condominio con 580 soluciones habitacionales en la zona de amortiguamiento del área protegida Loma Salitral.

La construcción del condominio La Arboleda fue aprobada este martes por el Concejo Municipal por seis votos contra cinco, pero los vecinos de la localidad aseguran que el proyecto dañará la Loma Salitral, uno de los últimos remanentes de bosque premontano en el Valle Central.

También creen que incumple el Plan Regulador de este cantón, el cual impide construir urbanizaciones en la zona de amortiguamiento.

Sin embargo, el ayuntamiento alega que el transitorio IV de este plan establece que las empresas con permisos de uso del suelo tendrían ocho meses, a partir de su entrada en vigencia, para que se aprueben sus anteproyectos y que les aplique la ley anterior.

La norma empezó a regir el 18 de diciembre del 2007, y la constructora La Laguna S. A., la cual levantará la urbanización en un terreno de 43 hectáreas, recibió la aprobación del anteproyecto el 21 de noviembre del 2008, tres meses después de la fecha límite definida por el transitorio.

Empero, la asesoría legal de la Municipalidad considera que el transitorio no prevé cuando un anteproyecto se presenta antes del vencimiento del plazo, pero no se logra resolver a tiempo, como le ocurrió al documento preliminar de La Laguna, enviado a revisión en marzo del 2008.

Según ese criterio, en este caso se debe revisar la solicitud con base en “los principios de razonabilidad y proporcionalidad de las normas y seguridad jurídica” y así se lo hizo saber a la oficina de Gestión de Ordenamiento Territorial del ayuntamiento.

Este informe legal respalda que al condominio La Arboleda se le aplique el Plan de Ordenamiento Territorial de la Gran Área Metropolitana (GAM), que regía cuando la municipalidad aprobó el permiso de uso de suelo para el proyecto La Arboleda, en el 2004.

En ese momento, el gobierno local pidió un criterio al Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), que indicó que la zona de amortiguamiento no había sido delimitada con claridad en el Plan GAM, por lo que se podía construir en el área.

Esa zona fue delimitada con mayor detalle en los mapas de zonificación del Plan Regulador que rigen en la actualidad.

Mapa de zonificación del Plan Regulador de Desamparados. En verde fosforescente la zona de amortiguamiento de la Loma Salitral.
Mapa de zonificación del Plan Regulador de Desamparados. En verde fosforescente la zona de amortiguamiento de la Loma Salitral.
Oposición vecinal

Alejandro García, presidente de la Asociación Ecológica Desamparadeña (Asecodes), alega que en el Plan GAM sí se había definido el área en que no se podía construir, en el decreto 25.902 de 1997.

“No es cierto que no sea claro el límite. En el decreto está claramente definido que el límite norte de la zona de amortiguamiento es la carretera intercantonal (...). Estamos ante una ilegalidad, una insistencia de una empresa con un proyecto que no es viable”, dijo García.

García apuntó que el grupo ambientalista defenderá la ilegalidad del permiso de construcción y de la aplicación del transitorio IV.

“Vamos a hacer varias cosas, desde plantear recursos de amparo, también un recurso de inconstitucionalidad, incluso llevar esto al contencioso administrativo, que determinaría que hubo un proceso incorrecto, que se violaron términos y normas, vamos a llevar esto hasta las últimas consecuencias”, aseveró.

En cambio, para el coordinador municipal de control urbano, Gustavo Zeledón, la delimitación del Plan GAM no tiene validez.

“Hay un error porque muchas casas quedaron dentro de esta zona de amortiguamiento. ¿Cómo un plan iba a crear una zona de amortiguamiento donde ya había construcciones hechas?”, indicó Zeledón.

Gilberth Jiménez, alcalde de Desamparados, afirmó que “el decreto 25.902 ni siquiera establece zona de amortiguamiento en las áreas sur, este y oeste. Fue hasta el Plan Regulador que se logró visualizar”.

Jiménez defendió que la urbanización “viene con toda una huella verde mucho mayor que muchos proyectos a nivel nacional. Es una zona donde no hay incidencia boscosa. Hay populismo de la gente que está en contra, ellos buscan intereses particulares que se oponen al desarrollo del cantón”.

El alcalde también basa su criterio en la resolución 2017-016634 de la Sala Constitucional, que declaró sin lugar un recurso de inconstitucionalidad presentado por vecinos de Desamparados contra el transitorio IV.

No obstante, Asecodes utiliza este mismo voto a su favor, pues en este los jueces dicen que el 18 de agosto del 2008 se cumplieron los ocho meses de la vigencia del transitorio.

Este medio solicitó una declaración a la empresa La Laguna, pero al cierre de edición no hubo respuesta.

Proyecto de largo recorrido

La construcción de este complejo generó controversia desde el 6 de mayo del 2010, cuando el entonces ministro de Ambiente, Jorge Rodríguez Quirós, se avocó potestades de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) y le otorgó viabilidad ambiental al proyecto, según una publicación de El Financiero.

Esta resolución fue declarada nula por Setena en el 2011.

Posteriormente, en el 2015, la construcción recibió la viabilidad ambiental, tras el rechazo de una apelación del Movimiento Salvemos La Loma de Salitral.

En el acta de la sesión municipal del 13 de febrero del 2017 solo se indica que el proyecto consta de 580 soluciones habitacionales. No obstante, los vecinos agregan que tal volumen de residencias se distribuye en 28 torres, dos de ellas de hasta cuatro pisos.

La Arboleda no figura en la lista de proyectos en venta que tiene a la vista Costructora La Laguna en su página web.