Aarón Sequeira. 23 diciembre, 2019
La Policía de Tránsito incrementará los operativos, este fin y principio de año, con tal de reducir las muertes en carreteras y cerrar el 2019 con menos accidentes que el año pasado. Este operativo lo hizo este lunes, a la entrada de la ruta 27, al costado del parque metropolitano La Sabana. Fotografías: Jorge Navarro
La Policía de Tránsito incrementará los operativos, este fin y principio de año, con tal de reducir las muertes en carreteras y cerrar el 2019 con menos accidentes que el año pasado. Este operativo lo hizo este lunes, a la entrada de la ruta 27, al costado del parque metropolitano La Sabana. Fotografías: Jorge Navarro

Las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) hicieron un llamado a la paz, la prudencia y la calma de los costarricenses para la época navideña y de fin de año, con tal de que las cifras de muertes en carretera no aumenten y queden por debajo del 2018.

“La Policía de Tránsito no puede estar en todos los sitios, en una red de 50.000 kilómetros, donde la impaciencia, la imprudencia y el enojo de los costarricenses se hace presente. Hacemos un llamado para que abandonen eso y tengamos paz en nuestras vidas”, dijo el jerarca del MOPT, Rodolfo Méndez Mata, este lunes.

El ministro participó en un operativo sobre el inicio de la ruta 27, al costado del parque metropolitano La Sabana, desde donde alertó que de la población debe cambiar los hábitos en carretera, ser prudentes y “tener una actitud de paz”.

(Video) Rodolfo Méndez Mata recomienda a conductores: 'Tengan paz'

La alarma en las autoridades del MOPT se debe a que, al cierre de noviembre, había un saldo positivo con respecto a la misma fecha del 2018, con 10 muertes menos, pero en diciembre la cifra de fallecidos podría aumentar y alcanzar, o incluso superar, la de diciembre del año anterior.

Por ejemplo, días como el sábado, cuando murieron cinco personas en el lugar del accidente, encendieron las alarmas de la Policía de Tránsito y el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi).

Roy Rojas, director de Operaciones del Cosevi, manifestó que el año pasado cerró con un total de 445 muertes en el sitio, en total, mientras que a este domingo 22 de diciembre, la cifra ya asciende a los 426.

“Es un colchón pequeño, de 19 personas menos. Cada día que pasa celebramos que no haya muertos ni lesionados, para que ojalá cerremos el año disminuyendo la mortalidad en la carretera”, dijo Rojas.

Policía de Tránsito: ‘Nos tiramos a la calle’

La intención de las autoridades del Tránsito es que este diciembre no alcance el grado de violencia por accidentes vehiculares del año pasado, y por eso incrementaron la cantidad de operativos previstos, con 260 controles adicionales en estos días.

El incremento en el flujo de vehículos por la salida de vacacionistas hacia las costas y demás sitios turísticos es parte de las causas de una mayor incidencia de accidentes.

A eso se une la época de fiestas navideñas y de fin de año, por lo que los operativos se enfocan en evitar que haya conductores bajo los efectos del alcohol o el exceso de velocidad al volante.

El subdirector general de la Policía de Tránsito, Alberto Barquero, expuso que el principal objetivo de todos los operativos es reducir la mortalidad en carretera, por lo que las autoridades están enfocadas en los factores de riesgo principales: consumo de alcohol y exceso de velocidad.

(Video) Tránsito intensifica operativos en carretera ante salida de vacacionistas

A ello sumó la no utilización de dispositivos de seguridad, como el cinturón, los de retención infantil, los cascos y la ropa reflectiva, en el caso de los motociclistas, además de que se vigila que no haya irrespeto a la demarcación vial.

“Estamos controlando adelantamientos indebidos, siempre con el propósito de reducir muertes en carretera. Este sábado fue alarmante, porque perdimos cinco personas en el sitio. Estamos todos en carretera, nos tiramos a la calle para tratar de combatir esas muertes”, detalló Barquero.

El subdirector de la Policía de Tránsito añadió que es un problema grande que se sale del alcance del Gobierno y que requiere que todos se involucren, desde las autoridades hasta los conductores y cada ciudadano.