Por: Patricia Recio.   11 septiembre
Manifestantes bloquean el paso a la altura de Recope en Ochomogo e impiden el abastecimiento de combustible a los cisternas.. Foto: Albert Marín

El diálogo y la negociación serán las únicas medidas a la que acudirán las autoridades para habilitar las distintas vías del país bloqueadas por manifestantes durante estos dos días de huelga.

La decisión de no utilizar la fuerza se tomó en el Consejo de Gobierno, expresó el ministro de Seguridad, Michael Soto, quien días atrás advirtió que no permitirían obstaculización del tránsito en las vías.

“De ninguna manera queremos llegar a la utilización de agentes químicos como gases; estamos optando por la negociación con las personas, hacerles ver que se está afectando a otros ciudadanos, a turistas y la economía del país”, afirmó Soto.

Durante el lunes y la mañana de este martes, grupos de manifestantes han complicado el tránsito por vías importantes del país como la carretera Interamericana, tanto norte como sur. El caso más grave fue el bloqueo por 15 horas a la altura de la subasta El Progreso, en Barranca de Puntarenas.

Este martes las principales afectaciones se dieron en el cruce del aeropuerto Juan Santamaría, en Alajuela, y la carretera Florencio del Castillo, a Cartago. En el primer caso, la situación obligó a turistas a caminar con sus maletas hasta dos kilómetros y a que la empresa Aeris dispusiera un microbús para transportarlos a la terminal.

German Marín, director de Tránsito, aseguró que se trató de una afectación parcial.

También se dieron estos cierres intermitentes en la ruta 32 en el sector de Siquirres, Pérez Zeledón, en Guanacaste, frente a la Universidad Nacional (UNA) de Heredia y en el puente Rafael Iglesias en Grecia.

El jerarca de Seguridad añadió que hasta este mediodía a pesar de "algunas provocaciones" las personas han accedido a desbloquear.

“No creemos que esto se deba resolver a la fuerza, cuando se llegue a eso van a haber personas heridas”, agregó Soto.

El jerarca señaló hace tres días que todos los recursos estaban concentrados para “reaccionar”.