Juan Fernando Lara Salas. 30 abril
Imagen de Mauricio Ramos, director ejecutivo de Millicom, divulgada este 30 de abril, durante la presentación de resultados financieros de la empresa dueña de la marca Tigo / Millicom para LN
Imagen de Mauricio Ramos, director ejecutivo de Millicom, divulgada este 30 de abril, durante la presentación de resultados financieros de la empresa dueña de la marca Tigo / Millicom para LN

La firma Millicom International Cellular (marca Tigo) confirmó este jueves su intención de rescindir el contrato con la firma española Telefónica para la compra de sus operaciones en Costa Rica, valoradas en unos $570 millones.

Esta decisión coincide con un plan de contingencia anunciado por Millicom este jueves debido al impacto económico de la pandemia de covid-19, por el cual pretende un ahorro de $550 millones.

La información se divulgó durante su informe de resultados financieros del primer trimestre del 2020.

Telefónica denunció este 29 de abril que Millicom dejó inconcluso el acuerdo para adquirir las operaciones en Costa Rica.

Por esta razón interpondrá una demanda para obligarla a pagar, según informó en una nota enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España, país donde Telefónica (marca Movistar Costa Rica) tiene su sede.

La intención confesa de Millicom de abortar la compra coincide con su plan de austeridad divulgado un día después del reclamo de su contraparte española.

“En previsión de lo que podría ser una severa recesión mundial en 2020, hemos suspendido toda inversión no esencial y hemos implementado un estricto plan de ahorro de costos. Estas medidas preservarán nuestra generación de efectivo y protegerán la fortaleza de nuestro balance general”, anunció este jueves Mauricio Ramos, director ejecutivo de Millicom.

En la presentación de resultados en Luxemburgo (país sede de Millicom), Ramos anunció que la compañía prevé un severo impacto en sus ingresos por el resto de 2020.

Frente a tales proyecciones, comunicó la implementación de medidas de contingencia, incluida una reducción en el gasto de capital para mantener una generación de flujo de efectivo saludable a lo largo de este período.

“En conjunto, esperamos que estas acciones mejorarán nuestro flujo de caja para 2020 en más de $550 millones y nos posicionarán para reanudar la ejecución de nuestros planes una vez que pase la pandemia”, informó Ramos.

En su reporte de resultados, Millicom también expresó a su junta de accionistas que el cierre de la adquisición de operaciones de Telefónica en Costa Rica permanece sujeto a la supuesta emisión de ciertas aprobaciones regulatorias, a las cuales no se hace referencia en los resultados trimestrales.

“Si esas aprobaciones no han sido obtenidas antes del 1.° de mayo de 2020, cualquiera de las partes puede terminar la transacción y Millicom ha comunicado públicamente su intención de terminar en el caso de que las aprobaciones no se emitan antes del 1.° de mayo de 2020”, indica textualmente el reporte de resultados.

Sin embargo, el Gobierno de Costa Rica confirmó este miércoles que ambas empresas tenían ya todas las luces verdes requeridas para finalizar el proceso de compraventa incluida la autorización de concentración de la Comisión para la Promoción de la Competencia y de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

Edwin Estrada, viceministro de Telecomunicaciones, recordó que el Poder Ejecutivo incluso había enviado a ambas transnacionales, desde el 27 de marzo, el contrato de concesión para uso de espectro radioeléctrico.

En este documento ya se consideraba el ingreso de Millicom a este segmento de mercado y una vez superados todos los procedimientos de revisión previos a la rúbrica.

De esta forma, solo quedaban por concretarse la firma del contrato entre las empresas y posteriormente un refrendo de ese contrato con el Estado costarricense por parte de la Contraloría General de la República (CGR).

Caída del 17%

El anuncio del plan de ahorro de Millicom por los efectos de la pandemia de covid-19 y su intención de rescindir el contrato coinciden con una caída en la utilidad de su operación.

Esta se redujo 17,1% respecto al mismo periodo del 2019 debido a una mayor depreciación y amortización luego de distintas adquisiciones de empresas el año pasado.

Las empresas adquiridas sí contribuyeron con un aumento de ingresos del 5,1% en este primer trimestre pero Millicom también advirtió este jueves que la pandemia ya rebajó el ingreso previsto en al menos 1% en el primer trimestre.

"Anticipamos un impacto más material sobre ingresos y rentabilidad en el segundo trimestre”, alerta el balance de resultados.

Para el futuro cercano, también tendrían que enfrentar el reclamo anunciado la víspera por Telefónica, cuya intención es acudir a los tribunales del estado de Nueva York, Estados Unidos, para obligarla a honrar el acuerdo por $570 millones suscrito entre ambas el 20 de febrero del 2019.

“La demanda será interpuesta tan pronto como dichos tribunales permitan el inicio de nuevas acciones que no sean de emergencia”, indica la nota enviada a la CNMV.