Servicios

Médicos y pacientes piden a Sala IV aval a células madre

Los magistrados escucharon criterios a favor y en contra de terapias con ellas

Pacientes y médicos que están a favor de los tratamientos con células madre solicitaron a los magistrados de la Sala Constitucional el aval para la continuidad de ese tipo de terapias en el país.

Mientras tanto, la ministra de Salud, María Luisa Ávila, alegó ante la Sala que su cartera no se opone de manera radical al uso de esas células, sino a los procedimientos, pues son “terapias que están en fase experimental”.

La ponencia de criterios se dio en una audiencia convocada por la Sala IV para escuchar a los impulsores de tres recursos de amparo, todos relacionados con la prohibición emitida por Salud para el uso de esa terapia.

Las células madre se extraen del propio paciente y tienen la capacidad de transformarse en otros tejidos del cuerpo.

Así, algunos médicos buscan la cura a padecimientos como lesiones en la espina dorsal, esclerosis múltiple y cardiopatías.

En Costa Rica, el Instituto de Medicina Celular (IMC) aplicaba los tratamientos, pese a que solo tenía aval para guardar las células.

Sin embargo, a raíz de las divergencias con las autoridades de Salud, a finales de mayo el IMC trasladó sus operaciones a Panamá.

Los puntos. La diferencia de criterio más marcada entre Salud y los recurrentes es por la definición del uso de las células madre.

Fabio Solano, excoordinador del IMC, negó que las terapias constituyan experimentos.

“A los pacientes no se les aplica ningún tipo de droga, sino células extraídas de su propio cuerpo”, aseveró Solano.

Por su parte, la ministra Ávila declaró que las terapias deben cumplir con un protocolo de investigación, pues todavía no están certificadas, desde el punto de vista científico, la seguridad y efectividad de los tratamientos.

Pacientes como Juan Carlos Murillo Rodríguez y Esteban Chavarría Campos expusieron sus experiencias al someterse al uso de células madre.

Murillo, un piloto que hace tres años sufrió un accidente, manifestó a los magistrados que gracias a las células madre pudo llegar caminando a la audiencia.

Los pacientes piden a la Sala que Salud les garantice la continuidad de las terapias.

Sobre ese punto, Ávila explicó que hay un proyecto de ley que pretende regular esa actividad.

La Sala Constitucional deberá estudiar ahora los recursos y emitir un pronunciamiento.