Por: Vanessa Loaiza N. 3 enero, 2013

San José (Redacción). “Aurora” , la mujer que pedía un aborto terapéutico porque su bebé no tenía probabilidades de vivir, perdió al niño a finales del año pasado, cuando se le rompió la fuente antes de tiempo.

En un comunicado de prensa del grupo de derechos reproductivos, Colectiva por el Derecho a Decidir, se confirmó que la joven madre tuvo a su bebé en el hospital y el niño vivió menos de una hora después de nacer.

El niño presentaba un síndrome conocido como abdomen pared, que le provocó múltiples malformaciones y la exposición de órganos como el corazón y los intestinos.

La Caja Costarricense del Seguro Social le negó el procedimiento de interrupción terapéutica del embarazo, pues alegó que la vida de la madre no corría peligro.

Aunque Aurora ya perdió a su bebé por causas naturales, ya anunció que seguirá luchando porque otras mujeres no pasen por la misma “tortura” que ella.

La joven de 32 años presentó un recurso de amparo en Sala IV para que se autorice la interrupción terapéutica del embarazo cuando el niño tenga nulas probabilidades de sobrevivir.