Juan Fernando Lara Salas.   11 abril
Trabajadores de Jasec el pasado 5 de febrero en el centro de Cartago, en reparaciones del tendido eléctrico. Fotografía: Rafael Pacheco

La escasa ejecución de obras eléctricas llevó a la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) a limitar los incrementos en las tarifas de Jasec para este y el próximo año.

La Junta Administrativa de Servicios Eléctricos de Cartago (Jasec) solicitó un alza del 16,7% en el precio de la luz que pagan los cartagineses para el 2021 y, a la vez, pidió un incremento del 8,7% para el 2022.

No obstante, lejos de sus pretensiones, la Aresep solo le autorizó un alza del 8,29% para este año. Y, para el 2022, en vez de alza, la Junta deberá aplicar dos rebajas consecutivas, explicó Mario Mora, intendente de Energía.

A partir de enero del 2022, las tarifas bajarán un 1,82% y, en julio, se hará otra disminución del 8%, indica la resolución RE-0019-IE-2021 del pasado 24 de marzo.

La Intendencia de Energía rechazó la solicitud original de Jasec al encontrar una subejecución de inversiones en el servicio eléctrico y ausencia de justificaciones.

Incluso, la Aresep le pidió a la empresa municipal cartaginesa indicar en qué usó el dinero presupuestado.

Jasec presenta un porcentaje promedio del 55% en ejecución de obras, según la Aresep, la cual advierte de “debilidades” en la capacidad de la Junta para gestionar inversiones conforme las planifica.

Las advertencias de la Autoridad Reguladora llegan en momentos en que Jasec encara finanzas en rojo y una deuda que, al año pasado, ascendía a ¢108.100 millones, de los cuales el 85% corresponde a créditos en dólares.

Un factor de riesgo es que la mayor parte de su deuda en esa moneda extranjera vence entre los años 2027, 2028 y 2029.

El reporte de estados financieros, incluso, señala “la posibilidad de que Jasec incurra en eventuales impagos o atrasos en el cumplimiento de los flujos contractuales por intereses y principal que adeuda a terceros”.

La Nación consultó a la Jasec si el dinero de inversiones por el que la Aresep ahora pide cuentas, se utilizó para pagar deudas.

No obstante, Dagoberto Quirós, vocero de Jasec, se limitó a contestar que la subejecución reportada se da en gran medida porque la Autoridad Reguladora toma como base, para el cálculo del porcentaje de ejecución, “un plan de inversiones para el cual la misma Aresep no otorga todos los recursos necesarios”.

Según Quirós, los recursos se utilizan en las inversiones del servicio eléctrico y en la atención de los financiamientos de las obras, así como en los equipos con valores más altos para el servicio eléctrico.

Llamada de atención

El intendente Mora, no obstante, recordó que el análisis de esta solicitud abarcó “un estudio técnico riguroso donde se contempló una revisión integral de los ingresos, gastos e inversiones y en el cual la Intendencia veló por que los cartagineses recibieran un servicio apegado únicamente al costo del mismo”.

La resolución de la Intendencia dice que la subejecución hallada “tiene implicaciones regulatorias, considerando que la empresa, al presentar su petición, justifica el desarrollo de inversiones con el argumento de su importancia para garantizar la disponibilidad operativa del sistema de distribución”.

La Intendencia agrega que el escaso avance de inversiones afectar la “continuidad y calidad del suministro eléctrico por la falta de oportuna inversión no desarrollada, según se planificó”.

#related

Con los aumentos que solicitó, Jasec estimaba ingresos por ¢94.576 millones en los años 2021 y 2022, según la gestión planteada ante la Aresep en diciembre.

La decisión de la Aresep se conoce justo cuando la Municipalidad de Cartago integró una comisión para investigar la situación financiera de Jasec.