Juan Fernando Lara. 7 junio
Según argumenta Jasec en su solicitud, los tres aumentos buscan
Según argumenta Jasec en su solicitud, los tres aumentos buscan "dar recursos a necesidades de operación e inversión" durante los próximos tres años.

A partir del 2019, los 97.000 abonados de Jasec en Cartago podrían enfrentar un aumento escalonado de 22% en el recibo de luz, si se aprueba un ajuste solicitado por la empresa para financiar sus operaciones y cubrir un déficit de ¢3.385 millones del 2017.

En mayo, la Junta Administrativa del Servicio Eléctrico de Cartago (Jasec) pidió a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) subir 6% su tarifa de distribución (la que pagan los consumidores) para todo el año 2019.

Al año siguiente el incremento en el costo del suministro sería de 6,8% y se añadiría un 9,5% más en el 2021, según consta en el estudio tarifario ET-020-2018.

Esto haría que los cargos fijos para abonados residenciales suban de ¢2.157 a ¢2.240 al cabo de tres años a partir del 2019 (¢83 más) y que cada kilovatio consumido en el bloque de menos de 200 Kilovatios Hora (Kwh) por mes pase de ¢71,91 a ¢74,68 en el mismo período.

Si se aprobaran todas las alzas, una familia que hoy consuma 190 Kwh por mes pasará de cancelar ¢15.819 por esa energía a pagar ¢16.429 por el mismo consumo al 2021 (¢610 adicionales).

En el bloque sobre 200 kwh, el valor por kilovatio pasaría de ¢88 a ¢91,41 al final de los tres años. Así, una familia que consuma 210 kwh por mes pasaría de pagar ¢17.419 a ¢17.536 (3.117 extra).

Por ahora, el pedido de Jasec permanece en etapa de estudio, una vez superada la fase de admisibilidad.

Según argumenta Jasec en su solicitud, los tres aumentos buscan "dar recursos a necesidades de operación e inversión" durante los próximos tres años. La empresa aseguró a la Aresep que, en los últimos años, las tarifas que esta le ha aprobado vienen limitando su operación e inversión.

La entidad explica que la solicitud también responde a la liquidación de ingresos, gastos e inversiones del año 2017 la cual le dejó un faltante de ¢3.385 millones para seguir atendiendo sus operaciones.

Ese balance contable del 2017 confirmó previsiones de que Jasec tenía altísimas posibilidades de sufrir millonarias pérdidas en el negocio de fibra óptica que lanzó en el 2015, debido a debilidades en sus proyecciones de rentabilidad.

Pifia con fibra óptica

Esa fue la advertencia que le hizo la Contraloría General de la República a la Junta Administrativa del Servicio Eléctrico Municipal de Cartago (Jasec) en el informe de auditoría DFOE-AE-IF-06-2017, que revisó si el proyecto garantizaba la sostenibilidad financiera.

Según el documento de mayo del 2017, los cálculos de Jasec indicaban que si para el año 2019 se alcanzara una meta de 35.000 clientes afiliados a ese servicios, estos generarían ganancias por ȼ3.701,92 millones pero, si tal objetivo se cumplía hasta en el 2021 o después, el proyecto dejaría una pérdida por ȼ339 millones para la JASEC en calidad de inversionista.

El problema es que, según halló la Contraloría, la perspectiva era "riesgosa porque la probabilidad de alcanzar esa meta en el 2019 es inferior al 5%". Ante estas circunstancias, la CGR incluso evaluó establecer eventuales responsabilidades.

Según proyecciones iniciales, Jasec aspiraba a tener 17.500 clientes para enero del 2015 según la auditoría. La empresa cambió luego su proyección sobre ese primer año hacia una nueva meta de 14.000 clientes al llegar a diciembre del 2015. La auditoría detectó que Jasec tenía solo 6.850 clientes a noviembre del 2016.

Jasec logró capturar solo 3.000 usuarios en el primer año (a diciembre 2015).

El análisis de la Contraloría también detectó que se adjudicaron equipos y programas no previstos en el cartel de la contratación 2011LN-000002-03 del negocio de fibra óptica, los cuales fueron recibidos en vez de aceptar el descuento en efectivo que ofreció el contratista y un reembolso por el pago de 12 licencias para base de datos cotizadas de más por error del oferente.